La tercera temporada de ‘La Isla de las Tentaciones’ está encarando su recta final. Las cosas ya se han torcido todo lo que se podían torcer, y ahora solo queda esperar a ver hasta dónde llega la explosión. Hemos tenido infidelidades, puñaladas traperas y lágrimas de cocodrilo, pero también hemos tenido regresos inesperados, como los de Fiama y Rubén, dos ‘viejos conocidos’ del programa que volvieron como ‘tentaciones sorpresa’. Y es que precisamente de este último queremos hablar hoy.

Rubén fue una de las tentaciones que estrenó la primera edición del concurso y, de hecho, fue el concursante que provocó, de forma bastante directa, aquel maravilloso momento de Christofer corriendo por la playa gritando el nombre de su amada.

No solo conquistó el corazón de Fani en aquella edición, sino que, después, la dejó tirada en la hoguera final y se fue a ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. Ahora, con su regreso al reality que lo hizo famoso, aprovechamos para echar un vistazo a su pasado y ver cómo lucía antes de que saliese en la pequeña pantalla.

Todos tenemos un pasado

Y es que, antes de ser un armario formado por músculos, barba y tatuajes, Rubén fue un chico que, desde un físico normalito, se intentaba hacer un hueco en el mundo del fútbol profesional.

Como podréis ver en las fotos, Rubén no siempre fue el portento moreno que conocemos actualmente. De hecho, podemos ver que su piel era más blanca, y que aparte de los pendientes y los ojos verdes, todo ha cambiado.

Un pasado de élite

Sus andaduras en el mundo del fútbol profesional empezaron en 2008 cuando fichó por el Levante. Después su carrera continuó en el Ontinyent, el Gandía, el Villanovense y finalmente el Coruxo en 2012, año en el que decidiría retirarse para siempre.



A partir de entonces, pudimos empezarlo a ver de forma esporádica en televisión, como cuando fue pretendiente de María Hernández en 2014. Pero no sería hasta su paso por ‘La isla de las tentaciones’ que conseguiría toda esa fama que siempre había perseguido (y es que hay gente que parece que ha nacido para la televisión).

Mucho futuro en la televisión

Y es que, por lo visto, Rubén siempre ha sido un ligón… solo hace falta recordar cómo se presentaba para su edición de ‘LIDLT’: «Soy Rubén, tengo 31 años y vengo de Madrid. Soy exfutbolista profesional y actualmente empresario. Ligo hasta con la boca cerrada, pero en este momento no me voy a callar. Si queréis hablar, hablamos».

Ahora solo queda esperar para ver cómo va a acabar lo suyo en esta edición. Recordemos que está haciendo grandes avances con Lara y, por lo que hemos visto ya de este hombre en el pasado, cabe esperar alguna sorpresa.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido el pasado de Rubén? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: QMD.