Piensa por un segundo (sabemos que no estás [email protected]), pero ¿cuándo te duchaste por última vez?

Casi todos diríamos que hace menos de 24 horas; hay personas que lo hacen dos o tres veces al día y otras que solo lo hacen una vez por semana, pero lo cierto es que la mayoría de nosotros no sabemos lo que es mejor.

Un estudio nos saca de dudas

Recientemente, la Academia Estadounidense de Dermatología ha presentado un estudio recomendando que los padres y madres deben bañar a sus hijos solo en la medida necesaria, con lo cual, si no están demasiado sucios, indican que suele ser suficiente con 2 o 3 veces por semana cuando tienen entre 6 y 11 años.

Eso se debe a que, por lo general, el sistema inmunológico de los niños requiere de organismos como bacterias y pequeños virus para desarrollarse de forma óptima.

Relaxing Homer Simpson GIF

La ducha en los teens

A partir de los 12 años la mayoría de los adolescentes se duchan cada día y, a menudo, lo hacen solo para difuminar los malos olores de la pubertad, pero eso no es necesario ya que hacemos que la humedad de nuestra piel desaparezca y en realidad hay suficiente con ducharse cada dos días.

Y es que si usamos en exceso el jabón y el champú puede que reduzcamos aceites esenciales del cabello y otras propiedades de nuestra piel; de hecho, en cuanto al cabello los expertos recomiendan que lo lavemos solo cada dos o tres días.



Ojo con el agua

También es necesario tener en cuenta que el agua caliente reseca mucho la piel y el cabello. Lo mejor es que siempre uses agua templada, ni fría, ni caliente.

Muchos tenéis la necesidad de sentiros completamente limpios cada día, así que una buena recomendación es ducharse por partes y atacar especialmente zonas como las axilas y la ingles.

Cada maestrillo tiene su librillo en cuanto a las duchas, desde cuánto rato estar dentro, la temperatura del agua, la secuencia de acciones, etc. Pero viendo este artículo basado en las recomendaciones de la Academia Estadounidense de Dermatología estamos seguros de que la gran mayoría de nosotros tiene poca idea de cuál es la mejor forma de hacerlo.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: rolloid