Las aplicaciones de mensajería han revolucionado por completo la forma que tenemos lo seres humanos de comunicarnos. Antes, si querías quedar con tus amigos, tenías que, o bien llamarlo directamente al teléfono de su casa, o bien ir a picarle directamente y cruzar los dedos para que estuviese. La llegada de los teléfonos móviles permitió que, además, pudiésemos mandar mensajes de texto… pero es que ahí cada letra contaba y podían llegar a ser una auténtica ruina.

Sorting World War Ii GIF by US National ArchivesTodo esto, como bien ya sabréis, cambió con la llegada de nuestra querido WhatsApp. La plataforma, ahora propiedad de Facebook, no fue la primera en el mundo de las aplicaciones de chats, pero sí la que consiguió perfeccionar el medio y convertirse en el estándar utilizado por la gran mayoría de la población.

photos apple GIF

Una revolución en todos los sentidos

Ahora, hablar con alguien en la otra punta del mundo era mucho más fácil que en cualquier otro momento de la historia de la humanidad… pero esa no iba a ser la revolución más importante de esta plataforma.

¿Quién nos iba a decir que, a pesar de revolucionar por completo el mundo de las telecomunicaciones, donde más impacto iba a tener WhatsApp era en el mundo del humor?

text wink GIF by State Champs

Por el bien del humor

Y es que las cosas completamente delirantes que se comparten por esa plataforma no tienen antecedentes en la historia de la humanidad. Todos, en algún momento de nuestra historia con WhatsApp, hemos enviado o recibido alguna foto, vídeo o historia surrealistamente divertida… y eso es algo en lo que la protagonista de nuestra historia de hoy es una experta.

Muchas de las cosas que pasan en WhatsApp, por el bien del humor, acaban colgadas en Twitter… y eso es lo que pasó con la historia de la usuaria @saracaasm quien, el pasado 26 de febrero, compartió con sus seguidores una conversación que había tenido con su madre.

big time rush television GIFLa mujer, por lo visto, le pasó a su hija una foto para demostrarle que estaba muy concentrada estudiando, sin contar que a su ‘pequeña’ no se le escapaba nada, por lo que la jugada acabó por torcérsele.

La pillada de la hija

La madre envió una foto en la que podíamos ver su escritorio con el ordenador abierto, los apuntes y los bolis dispuestos; todo perfecto para una buena tarde de estudio: “Pegada estudiando”, añadía la mujer.



Entonces, su hija le soltó el ‘zasca’: “Y qué haces con el móvil”. Evidentemente, la mujer, para poder hacer la foto, necesitaba el móvil, pero no deja de ser divertido como, en este caso, se han girado las tornas, siendo la hija la que reñía a la madre por utilizar el móvil en ‘horario de estudio’.

La publicación ha sido todo un éxito y, en este preciso momento, ya acumula 72 mil ‘me gusta’ y más de 4 mil ‘retweets’… que se dice pronto.

Aquí os dejamos algunas de las mejores reacciones al tweet:

 

A vosotros, ¿qué os ha parecido este ‘troleo’ de hija a madre? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.