Pilar Rubio es una mujer que ha nacido para la acción. La semana pasada os contábamos que, durante su sección semanal en El Hormiguero, la presentadora se encerraba en un tanque de agua con los ojos vendados y tenía que encontrar a ciegas las llaves que abrían los candados necesarios para que pudiese salir. Un truco de escapismo peligroso y emocionante, de esos que le gustan a ella. Pero es que esta semana no iba a ser menos.

El reto de esta semana

Este lunes, la colaboradora tenía el difícil reto de sorprender a C. Tangana, quien había acudido al espacio presentado por Pablo Motos para presentar el reciente lanzamiento de su nuevo álbum: ‘El Madrileño‘.

Ahora, Pilar ha querido dejar de lado el neopreno para demostrar su gran habilidad al volante en el plató de Antena 3… y para ello no se lo ha puesto nada fácil (como ya es costumbre en ella).

«Voy a buscar el equilibrio perfecto y puro de una manera un poquito especial», contó la presentadora madrileña antes de mostrar lo que se traía entre manos: «Lo haré a lo grande», aseguró.

Rápida y furiosa

Cuando los tres salieron al exterior del plató (donde, de paso, se llevaron un comentario jocoso de Pilar por ponerse abrigos cuando, según ella, no hacía tanto frío), se encontraron con un armatoste de metal enorme:

«Tenemos una plataforma de 15 metros y tengo que poner un coche en equilibrio que pesa 1.500 kilos», explicó la colaboradora. «Es bastante complicado porque solo hay un punto en el que puede estar en equilibrio», añadió Pilar antes de subirse al vehículo.



Antes de meterse al coche, Pilar se tuvo que desenfundar los tacones que llevaba y ponerse unas deportivas, cosa con la que las hormigas bromearon: «¿vas a conducir descalza?», a lo que Pilar respondió «Me estoy cambiando porque no puedo conducir con tacones». Acto seguido, la periodista se dispuso a superar su nuevo reto que, como ya os imagináis, se antojaba bastante complicado.

A continuación os dejaremos el vídeo del momento y podréis comprobar la máxima tensión que se vivió en el plató. No es que fuese una prueba particularmente peligrosa (sobre todo comparándola con la de la semana pasada), pero Pilar tenía que acertar al milímetro con el coche en un espacio muy limitado, y casi que podían escucharse los nervios de la presentadora trabajando a todo lo que daban.

Finalmente, Pilar consiguió colocar el coche en el punto exacto para que la plataforma quedase completamente suspendida por ambos lados, superando así el nuevo desafío del programa mientras el público se rendía en aplausos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este nuevo reto de Pilar Rubio? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Hormiguero – Antena 3