La ocupación ilegal ha sido uno de los temas de moda en los medios de comunicación estos últimos meses. La preocupación por esta problemática ha crecido y se ha convertido en uno de los temas más comentados en la sociedad, sobre todo en los residentes de algunas de las principales ciudades de nuestro país, como Madrid o Barcelona.

Todo esto ha provocado que muchos de los propietarios de inmuebles, muchos de los cuales tienen una gran cantidad de pisos vacíos, opten por buscar soluciones eficaces en contra de la ocupación.

Una solución ‘ideal’

De entre todas las soluciones que se han barajado estos últimos meses, ha habido una que ha llamado particularmente nuestra atención. Se trata de un servicio que ofrece la empresa holandesa Ideal Guardian, y que acaba de aterrizar en nuestro país después de aplicarse en otros como Reino Unido, Francia, Alemania, Irlanda, Finlandia, Dinamarca y Bélgica.

Esta empresa nació en Holanda hace casi ya tres décadas con el objetivo de evitar la ocupación de viviendas vacías, pero también con la voluntad de ayudar a llenar esos pisos vacíos, tan abundantes en zonas en las que, precisamente, es bastante complicado el acceso a una vivienda.

Residentes provisionales

El sistema de funcionamiento de esta empresa es bastante sencillo y, básicamente, consiste en colocar residentes en los pisos vacíos, de forma breve y temporal, para que estos puedan disfrutar del hogar mientras que los propietarios del inmueble pueden buscar o no otros clientes para alquilarlos.

Con esto lo que se consigue es darle techo a unas cuantas familias, pero también evitar que los pisos vacíos se desgasten y caigan en el descuido, por no hablar de que puedan resultar ocupados en un futuro.

«Nuestros servicios brindan a los clientes la tranquilidad de que su propiedad sea segura, que esté en buenas manos y que sus espacios vacantes no vayan a ser foco de vandalismo ni okupación», explican desde la página web de la empresa (que ya está en español).



Ya han llegado a España

La intención de esta compañía es la de dar casa a unas 5.000 personas a lo largo de este 2021 siguiendo estos patrones anteriormente mencionados: un piso de forma temporal, con el compromiso de cuidarlo y mantenerlo en perfectas condiciones.

Según la empresa, este modelo beneficia a todas las partes: «se beneficia el propietario de edificios vacíos; se beneficia el guardián, que accede a una residencia temporal y, en definitiva, se beneficia el entorno de ese edificio y, por tanto, el conjunto de la comunidad, pues se evita un espacio vacío y las consecuencias que eso tiene desde el punto de vista social y económico», explica, John van Haaren, director ejecutivo de la compañía en España.

El problema de las viviendas vacías

Según van Haaren, en Holanda es habitual que el propietario de la vivienda, cuando esta está a punto de quedar ‘abandonada’, contacte con la empresa para que esta proporcione unos ‘guardianes’ para que acudan al domicilio en ese mismo momento: «todo el mundo gana: el vecindario, el propietario y los ‘guardians'», asegura el empresario.

Y es que el número de viviendas vacías en nuestro país es altísimo: 3.443.365 (el 13,7% del total del parque nacional), según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). ¿Cuál es el problema? Pues que aproximadamente una sexta parte de las mismas se encuentran en un estado bastante deficiente por culpa del abandono.

Esta empresa, en esencia, viene a ‘ocupar’ de forma lícita la vivienda hasta que su propietario consiga un cliente al que alquilársela, evitando así que esta esté la menor cantidad de tiempo posible ‘vacía’.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva iniciativa? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.