Fiama es una de las televisivas que más la ha liado en estos últimos años en la pequeña pantalla. Dio el ‘boom’ en la primera edición de ‘La Isla de las Tentaciones’, cuando llegó al programa de la mano de Álex Bueno, su pareja de aquel entonces. La cosa en el reality no les fue del todo mal, pero la relación acabó por romperse en el exterior; ya lejos de los focos.

Cuando pensábamos que Fiama ya estaba algo desaparecida, resultó que nos tenía una sorpresa preparada: era la tentadora sorpresa de la tercera edición de ‘La isla de las Tentaciones’… y no pensaba llegar como cualquier otra: consiguió liarse en su primera noche en la casa con Manuel, la (ex)pareja de Lucía.

Fiama, la protagonista inesperada

De momento y a falta de ver cómo acaba todo, está claro que Fiama se ha convertido en una de las protagonistas de esta edición… pero hoy no nos queremos centrar en eso, sino hacer un pequeño viaje al pasado.

Y es que, en un acto de nostalgia, hemos decidido viajar a cuando Fiama apareció por primera vez en la televisión de nuestro país. Ella llegó al plató de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ para encontrar el amor, y sin duda consiguió ganarse nuestro cariño.

La canaria conoció a quien fuera su pretendiente, Álex Bueno, en su paso por el famoso programa de citas en el ya lejano 2018. Pero lo cierto es que su primer paso por este espacio televisivo se remonta al todavía más lejano 2012, cuando ella apenas tenía 19 años y llegaba para pretender a Rubén Poveda.

Su breve paso por el programa

Es posible que no la recordéis con claridad de aquella época, y es porque su paso por ‘MyHyV’ fue bastante breve, pero eso sí: muy intenso y polémico.

Según se contó en aquel entonces, fue el propio Rubén que, tras conocerla en una discoteca en la que trabajaba como gogó, la invitó al programa para que lo pretendiese y luchase por su amor: «Me quiero llevar bien con todas, pero no vengo a hacer amigas”, aseguró Fiama en su presentación al programa; toda una declaración de intenciones.



Una de las favoritas

La primera semana de la canaria estuvo fuertemente marcada por su discusión con Cristina Gadea, una de las pretendientas favoritas del tronista, y con quien se llevó a matar desde el primer momento.

Y es que Fiama llevaba la sinceridad como bandera, cosa que demostró cuando se discutió también con su tronista ya que, según ella aseguraba, no soportaba que la gente no fuese sincera.

A pesar de todo esto, Fiama consiguió algunas citas con su tronista y, aunque la cosa no llegó a más, sí que pudimos ver algunos acercamientos bastante interesantes. Poco a poco, Fiama se colocó, junto a Gadea, como una de las dos pretendientas favoritas de Rubén.

Un final muy polémico

La polémica saltó cuando, dos meses después de ingresar en el programa, Fiama decidió abandonarlo argumentando que no se sentía nada valorada por su interés amoroso. ¿Cuál fue el problema? Pues que muchos dedos señalaron en una misma dirección: ella seguiría manteniendo una relación con su expareja que, mira por dónde, se llamaba Cristofer. Ella lo negó todo, pero la duda ya estaba sembrada.

A pesar de que Rubén intentó recuperarla, llegando a ofrecerle una cita para ‘aclarar las cosas’, Fiama se negó en rotundo asegurando que no se sentía nada valorada en el programa: «Te podré gustar, pero creo que no estoy siendo valorada como me merezco», sentenció en su última intervención en el espacio. Y, de aquello, ya ha llovido bastante.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este viaje al pasado de Fiama? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.