Antena 3 llevaba dos semanas emitiendo un spot en el que veíamos a un nervioso Pablo Díaz al borde de las lágrimas y a tan solo una palabra de resolver el rosco por completo. Todo daba a entender que, tras más de 170 programas, el tinerfeño iba a conseguir completar el tan deseado Rosco.

Pasaban los días y la cadena no confirmaba la fecha; iba avisando de que sucedería «muy pronto» y jugando al despiste con los espectadores y la camiseta que llevaba Pablo hasta que, ayer, confirmaba que sería el esperado y glorioso día, como anunciaron a través de su cuenta de Twitter.

Nervios a flor de piel

Así pues llegó el ‘gran día’. Al violinista solo le faltaba la letra «H» por resolver; él estaba bastante seguro de que se la sabía… Pero el desenlace no iba a ser el esperado.

Antes de que Pablo resolviera, Roberto Leal le preguntó qué haría con el dinero del bote. «A falta de tan solo 18 segundos, Leal le preguntó qué haría con más de millón de euros: «Lo primero, ayudaría a mis padres, luego me independizaría y, como me encanta estudiar, lo invertiría en eso», afirmaba el concursante. Los nervios se iban apoderando del joven… y de los espectadores también.

Y llegó el momento

«Nombre del militar cartaginés del siglo III A.C. apodado El Grande y partidario de la paz con Roma», preguntó el presentador.

«Hierón», respondió Pablo… y, tras unos segundos de silencio, el presentador anunciaba lo que nadie se esperaba: «NO». La respuesta correcta era Hannón, así que Pablo se quedaba un día más sin el bote del Rosco. «¡Hannón! Es verdad, Hannón…«, se lamentaba Pablo.

Poco después, Pablo publicaba un vídeo en su cuenta de Twitter donde decía lo siguiente: «Al final no ha podido ser. Yo pensaba que la tenía en ese momento. (…) Ha sido uno de los momentos más emotivos de todo mi paso por Pasapalabra«. Agradecía todo el apoyo recibido y prometía seguir luchando por conseguir el ansiado bote.



¿Estrategia o engaño?

Las reacciones en las redes sociales no se hicieron esperar. En general, la gran mayoría de seguidores iban en la misma dirección: se sentían ‘engañ[email protected]‘ por las expectativas creadas y creían que había sido todo ‘una metedura de pata’, ‘una estafa’ y una ‘falta de respeto hacia el espectador’. Asimismo, hubo algún que otro tuitero y tuitera que lo vio como una ‘genial estrategia de marketing‘ y ‘troleo‘ y recordaba que «en ningún momento se dijo que iba a ganar el bote«.

Sea lo que fuere, también hubo quienes se lo tomaron con bastante humor y dejaron volar su ingenio y su imaginación para sacar alguna que otra sonrisilla. Os dejamos algunos de los tuits más destacados:

Eso sí, la campaña de promoción fue muy efectiva: el programa ayer fue la emisión más vista y consiguió la mayor cuota de la historia del programa con 4.844.000 espectadores, como ha informado Atresmedia a través de sus redes sociales.

Desde Cabroworld queremos desearle la mejor de las suertes a Pablo en su lucha por el bote y esperamos que la próxima vez que veamos un anuncio sea por la buena noticia de que se ha llevado el bote del programa.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20minutos antena3