Todos hemos vivido un momento en nuestra vida en que da igual cómo nos vistamos, cómo posemos o cómo nos peinemos. Siempre estamos hechos un cuadro.

No creemos que sea casualidad que casi siempre esta «mala etapa» se produzca en la adolescencia. Por lo visto, nuestro cuerpo y nuestro cerebro van revolucionados y eso afecta mucho a nuestro aspecto físico haciendo que todos tengamos algunas fotos que guardamos en el fondo de un cajón como si fuese el retrato de Dorian Gray.

A continuación, os mostraremos imágenes de personas que decidieron compartir con el mundo su etapa de «patito feo» para demostrarnos que casi todos nosotros hemos pasado por algo parecido.

1Tiempo y algo de cosmética

En la primera foto esta joven tenía 13 años y en la segunda 21. Después de la pubertad y el descubrimiento del maquillaje está chica cambió totalmente, aunque es importante destacar que la persona que hizo la primera foto tenía muy mala leche.

2De Sad Boy a F*** Boy

Entre una foto y la otra han pasado 11 años.

3Karate Kid

Aunque es cierto que el paso de los años le ha favorecido, es necesario destacar que estamos enamorados de la actitud que muestra en la primera imagen.

 



4El estilismo hace mucho

Hay una edad en las que todos nos hemos vestido creando un Frankestein de la moda. El pañuelo que lleva esta chica en la cabeza es un claro ejemplo de ello.

5Supercambio

En algún momento de su vida este chico se tomó el suero de supersoldado y pasó de parecer un empollón más a desarrollar un mentón de superhéroe.

6Mr.Potato

Durante nuestra adolescencia hay un momento en que parece que nuestras orejas y nuestra nariz quieran salirse de nuestra cara e ir por libre. No les culpamos.

 

7Brackets

Que nos pongan «brackets» durante esta etapa tampoco ayuda, pero, al igual que la pubertad, solo es algo temporal.

8Antes le gustaba la pizza. Ahora también.

Simplemente empezó a equilibrar más su alimentación y ejercicio físico.

9La fotografía

Seguramente ha cambiado mucho de una foto a otra, pero creemos que lo más relevante para este cambio es el hecho de que ha aprendido a posar para las fotos y encuadrar bien la imagen.

10Cuando te conviertes en un supervillano

Una adolescencia muy dura hizo que al crecer decidiese vestirse y peinarse como un villano de película.



 

11El pelo largo

Muchos de nosotros hemos pasado por una etapa en la que queríamos tener el pelo largo, pero solo en el 0,03% de los casos esta suele ser una buena idea.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: difundir