La pandemia que lleva un año asolándonos ha sido una desgracia para nuestra sociedad en casi todos los sentidos posibles. Esto puede que suene a obviedad (de hecho, lo es), pero también es algo que debemos tener muy presente para entender la historia que os traemos hoy.

La mayoría de negocios se han visto afectados por esta desgracia… y el taller de coches del padre de Harley Walsh, una joven escocesa, no iba a ser una excepción. Ella, viendo la desesperación de su progenitor, decidió tirar de la ‘magia’ de Twitter para ver si se obraba el ‘milagro’ y podía salvar el taller familiar… y lo cierto es que se llevó una grata sorpresa.

El milagro de Twitter

Es cierto que, por lo general, las redes sociales son un arma de doble filo. Twitter, sin ir más lejos, no siempre es el lugar más amigable del mundo, y no son pocas las historias ‘desagradables’ que ahí han nacido. Pero también debemos reconocer que, cuando se lo propone, es todo luz y generosidad.

Cuando los tuiteros deciden remar en la misma dirección para ayudar a alguien, lo más probable es que nos encontremos ante el nacimiento de una historia de lo más bonita… y no hay dudas que la del taller del padre de Harley es una de ellas.

Sin nadie que reparase su daño

Según contó Walsh, su padre pasó de tener cinco clientes al día a tener menos de cinco a la semana. La gente apenas podía salir de su casa y, por consiguiente, el uso del coche bajó a mínimos históricos, por lo que el taller de su padre se fue quedando sin coches que reparar y, por lo tanto, sin ingresos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Harley Walsh (@_mermaidharley)

Ella decidió ponerse manos a la obra y publicó el tweet que cambiaría la vida de su familia: “Este es mi padre. Su taller mecánico de automóviles de más de 35 años está en crisis debido a la pandemia en curso. Si sigue así, no es probable que sobreviva”, escribía la joven en una publicación a la que adjuntaba el número de teléfono del taller y su ubicación de en Google Maps; ni se olía lo que iba a pasar a continuación.



El tweet, publicado el pasado 4 de febrero, cuenta en este preciso momento con más de 19 mil ‘me gusta’, más de 13 mil retweets y miles de comentarios en apoyo a la causa de la joven.

La salvación que necesitaban

Pero lo más importante de todo es que, a raíz de eso, su padre empezó a recibir centenares de nuevas peticiones de citas para reparaciones en su taller. Al día siguiente de la viralización de la publicación, el taller se llenó por completo y su padre pudo volver a ponerse manos a la obra y reflotar así un negocio que estaba casi hundido.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Harley Walsh (@_mermaidharley)

Harley grabó la reacción de su padre la ‘primera’ mañana de trabajo después de que su historia se viralizase… y lo cierto es que es adorable:

Y es que, cuando la solidaridad de la gente converge en una misma dirección, se pueden hacer cosas verdaderamente emocionantes. Y ahora, voy a secarme la lagrimilla, que me ha entrado algo en el ojo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿Conocéis alguna parecida que se haya dado durante la pandemia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.