Mudarte con tu pareja es un paso que supone una nueva era para toda relación, por lo que esta decisión no debe tomarse nunca a la ligera. Y es que pasar a compartir una casa supone no solo que dos personas y sus pertenencias convivan juntas, sino también conocer aspectos de la personalidad del otro desconocidos hasta el momento. Por esa razón es importante dedicarle tiempo y planificación.

Cuando la decisión ya es firme, el siguiente paso es escoger cómo (¿alquiler o compra?), dónde (¿en mi zona? ¿en la tuya? ¿en la de tus padres? ¿edificio nuevo? ¿antiguo?) y un largo etc.

Season 2 Omg GIF by Rick and Morty

Worried Terrence Howard GIF by HULU

Además, la decisión no es nada sencilla, ya que el aspecto financiero puede condicionar mucho las opciones y el diálogo y la puesta en común de las dudas e inquietudes juegan un papel fundamental para escoger el mejor lugar donde iniciar esta nueva era.

Charlie MacVicar y Luke Walker son una pareja británica que ha decidido dar un paso en su relación e irse a vivir juntos, pero si estás pensando en una casa… te equivocas.

Antes de nada, recordad que este es el antes.

La alternativa ideal

El padre de Charlie era propietario de un terreno en Essex, así que tras analizar y estudiar cómo podrían sacarle partido, dieron con la gran idea de un bus de dos pisos. A ambos les encanta viajar y querían un sitio que les permitiera, sobre todo, mucha flexibilidad si se tenían que desplazar; además, tampoco querían estar ligados por una hipoteca o pagar mucho dinero de alquiler. Era la solución perfecta.

Este último año, Charlie y Luke han estado trabajando en convertir el bus en su hogar y, tras dedicarle mucho tiempo y esfuerzo, lo han conseguido.



Un proceso complicado

El proceso de remodelación del bus o ha sido nada sencillo; el vehículo tenía todos los asientos en su interior y ninguno de los dos tenía experiencia en este ámbito.

«No somos creativos. Tenemos trabajos de oficina y había cosas del bus que simplemente no podíamos hacer nosotros. La electricidad, la fontanería y la carpintería la llevaron a cabo familiares o profesionales. Por más que quisiéramos ponernos la medalla del trabajo duro, no lo podríamos haber hecho sin ellos«, explica la propia Charlie.

Sin más problemas

Charlie también ha explicado que, durante la transformación, no sufrieron ningún imprevisto. «Tuvimos mucha suerte con el estado en el que compramos el bus, así que en la conversión no hubo complicaciones«.

No les falta de nada; cocina, mini despacho, baño con vistas directas a la naturaleza, chimenea, vestidor… Además, también tienen una zona de chill out al aire libre con el que este verano van a ser la envidia de todo Reino Unido.

Una de las cosas más complicadas es mantener el calor en su vivienda con tantas ventanillas, pero ahora se han comprado un calefactor nuevo que les está yendo bastante bien.

Afortunadamente, ya tienen su hogar listo y este verano podrán disfrutar tranquilamente de las altas temperaturas y del nidito de amor que con tanto cariño han creado.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: boredpanda