El machismo está muy presente en nuestra sociedad, por más que mucha gente se empeñe en afirmar lo contrario. Historias como la de hoy nos demuestran que, el ser mujer y tener un determinado cuerpo, es algo que nos puede condicionar nuestras jornadas de por vida… y no precisamente para bien.

Jodie Leigh Fox es una británica que, tras conseguir su deseado trabajo como conductora de autobús, se dio cuenta de lo hostil que podía ser el mundo de cara al público, todo por culpa de cómo los hombres veían su cuerpo al subirse al transporte. Y es que, en cada una de sus jornadas laborales, se ha tenido que enfrentar a las continuadas ‘bromas’ que le hacen los pasajeros.

Un sueño cumplido

En una entrevista para el Daily Mail, Jodie, de 24 años, contaba que el comentario que más escuchaba cada día era el de ‘eres demasiado bonita para ser conductora de autobús’. Eso, a ella, le afectaba profundamente.

Ella, desde su cuenta de Instagram y TikTok, intenta acabar con estos retrógrados estereotipos en los que, una mujer, por tener un determinado aspecto, ya no tiene por qué ejercer este tipo de profesiones.

Un canal para concienciarlas a todas

En su canal “Jodie Leigh The Bus Driver“, podemos encontrar una gran cantidad de vídeos en los que expone todos los comentarios a los que se enfrenta en su día a día, sin excepción.

Según cuenta, la mayoría de los comentarios burlones u obscenos provienen de hombres que le sueltan cosas como «nunca había visto a una conductora de autobús tan hermosa en mi vida» o cosas por el estilo. Pero ella también intenta quedarse con las partes positivas, y reconoce que también se topa con mujeres que la felicitan por su trabajo y que reconocen su labor.



Un gran logro a base de un gran esfuerzo

Lo de Jodie podría catalogarse como ‘un sueño hecho realidad’… y es que esto era lo que ella había querido durante toda su vida: poder dedicarse a conducir autobuses. Después de mucho intentarlo (sacarse ese tipo de licencias y acceder a esos puestos, normalmente de oferta pública, no resulta fácil), consiguió hace un par de años acceder al puesto que tanto deseaba.

“Siempre me sentaba cerca del frente, cerca del conductor y me encantaba conducir, así que hice que el sueño se hiciera realidad“, contó en su entrevista al medio británico.

Comentarios más que desafortunados

De hecho, ella se sacó una licencia que le permite conducir desde un autobús hasta una limusina, y es que su sueño es conducir todo lo que pueda; a todas horas. Otra cosa es que, como resulta evidente, no está nada contenta con los comentarios que recibe de algunas personas.

Gracias a su profesión y a su forma de enfocar su mensaje, ha conseguido acumular en TikTok más de 44 mil seguidores, convirtiéndose en toda una referencia y una inspiración para otras mujeres que se encuentran en una situación similar.

Ella reconoce que, en ocasiones, las ‘bromas’ son muy difíciles de llevar. Pero ella no desiste: está cumpliendo su sueño y no piensa dejar que nada se lo estropee: “Amo mi trabajo; ¡Espero hacer esto hasta que me jubile!“, zanjó la joven.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Jodie? ¿Qué pensáis de todo eso a lo que tiene que enfrentarse cada día? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.