Pilar Rubio es una colaboradora todoterreno. A lo largo de todos los años que lleva colaborando en ‘El Hormiguero’, la hemos visto hacer todo tipo de locuras que, en muchas ocasiones, han estado a punto de poner en riesgo su vida.

Si hacemos un poco de memoria, en septiembre de 2019, pudimos ver cómo la periodista se sumergía en un gran tanque de agua y, ante la mirada atónita de todos los espectadores, conseguía aguantar 4:08 sin respirar, haciendo una demostración loquísima de su capacidad de apnea. Eso sí, cuando acabó la prueba, juró que no se volvería a poner un neopreno para una sección… pero hoy veremos que, donde dijo digo, ahora dice Diego.

Máximo riesgo y tensión

Y es que este pasado miércoles, la presentadora volvió a ofrecer una sección que, como veréis a continuación, la expuso a una situación de máximo riesgo y tensión (es que, por lo visto, a Pilar le gusta mucho eso de la adrenalina).

Según ella misma explicó, se trataba de una prueba «que les hacen a los Marines americanos» y para la que tuvo que volverse a enfundar su querido traje de neopreno.

Y es que Michelle Jenner y Hugo Silva, los invitados al programa de este pasado miércoles, tuvieron que presenciar cómo Pilar volvía a meterse a un tanque lleno de agua para, en esta ocasión, no solo aguantar mucho tiempo debajo de la misma, sino para, además, tener que superar una serie de ‘pruebas’ A CIEGAS.

Pilar Houdini y su espectáculo acuático a ciegas

Ella se armó con unas gafas opacas y, lo primero que tenía que hacer era encontrar cuatro llaves que, previamente, Pablo Motos le había lanzado dentro del tanque de agua. Una vez armada con todas, tenía que abrir los cuatro candados que la mantenía encerrada en el tanque para poder salir. Como veréis en el vídeo, la concursante tenía un solo agujero bastante pequeño para poder respirar.



Antes de empezar la prueba, la madrileña ya nos alertó de que, tanto ella como nosotros, lo íbamos a pasar muy mal: «voy a sufrir mucho desgaste físico y de oxígeno ahí dentro. Otro de los problemas es que me desoriento y no sé lo que puede pasar».

La prueba duró unos pocos minutos que, por culpa de la angustia que sentíamos, se sintieron eternos. Todo el equipo del programa estaba muy atento por lo que podía pasar… pero es que Pilar es mucha Pilar y, en nada, ya había conseguido abrir los cuatro candados que la mantenían retenida.

«¡Qué claustrofobia, Pablo! No encontraba la llave: ¿No me las podéis poner más grandes?», exclamó la colaboradora al salir del agua y tomar un poco de aire. «Las has tenido en la espalda, en la pierna… te digo una cosa, no conozco a nadie como tú», admitió el presentador.

Ella, exhausta, solo pudo alcanzar a preguntarle al valenciano si, al fin, esta sería la última vez que tendría que ponerse el neopreno… pero Motos no lo tenía muy claro: «no te puedo decir que sí porque te estaría mintiendo», aseguró entre risas.

Y es que, sinceramente, hay que tener mucho valor para hacer este tipo de cosas… pero es que a Pilar, por lo que nos ha demostrado, no le da miedo nada.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta prueba de Pilar Rubio? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.