Melani Olivares es una de las actrices más míticas de la televisión de nuestro país. La pudimos ver en ‘Más que amigos’ o ‘Ambiciones’, pero si por algo se hizo conocida en toda la península fue por su papel de Paz en aquella maravilla llamada ‘Aída’ que emitió Telecinco hace ya más de una década.

Con aquel papel consiguió ganarse nuestros corazones y, desde entonces, no hemos podido más que sentir admiración por su figura… y hoy tenemos todavía más motivos, si cabe, para esto.

Un vídeo por el día de San Valentín

Y es que la actriz se ha ganado el aplauso de todo Twitter después de que se viralizase un vídeo suyo junto a su hija por el día de San Valentín en el que, como veréis, se nos da una gran lección de humanidad (y todo de forma bastante involuntaria, que es lo mejor de este asunto).

“Feliz San Solterín”, suelta la intérprete mientras vemos a las dos protagonistas jugando con algunos de los filtros que ofrece la red social.

La pregunta de ‘los novios’

“O San Valentín para el que tenga novio”, dice la hija de Melani. ”¿Tú no tienes novio, no?”, le pregunta la madre a la pequeña que, como veréis, niega varias veces con la cabeza en respuesta.

″¿Y novia? ¿Tampoco?”, le pregunta la actriz con total naturalidad. “No”, responde la pequeña con una gran sonrisa dibujada en la cara. El clip apenas dura 10 segundos, pero las redes sociales se han volcado en alabanzas con el mismo por el potente mensaje que lleva implícito el mismo.

La repercusión ha sido tal, que la propia actriz ha tenido que dar su opinión respecto a lo que estaba ocurriendo: “Me parece que la libertad está en poder elegir, para nosotras estas conversaciones, son el pan de todos los días! Dialogar y dar al otro la capacidad de elegir es mi forma de acompañarlos/las. Dejémosles ser…”.

 



Aquí os dejamos el vídeo

A vosotros, ¿qué os ha parecido el gesto de Melani? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.