Las relaciones de pareja, a lo largo de toda su historia, pasan por diferentes etapas. Si la relación es corta, puede que estas sean menos; si es larga, lo previsible es que tengamos que enfrentarnos a más ‘decisiones’: ¿Irse a vivir juntos? ¿Adoptar a un perrito? ¿Casarse? ¿Tener hijos? 

Y es que suele ser este último elemento el que más dudas suele generar… y es que tener un hijo es algo que te cambia la vida por completo y para siempre. Estamos hablando de otra vida que, de repente, también pasa a formar parte de la nuestra.

En ese punto, muchas parejas optan, de media, por tener uno o dos hijos… pero eso es algo en lo que en absoluto encaja la protagonista de nuestra historia de hoy. Y es que ella, a sus 23 años, ya cuenta a sus hijos por decenas.

El objetivo del centenar

Christina Ozturk es una joven rusa de 23 años que, con su marido, turco de 56, tiene ya 11 hijos biológicos… y eso no es todo: su proyecto es poder llegar a los 100, convirtiéndose así en la familia más grande del mundo.

Esta historia, como ya os podréis imaginar, ha causado mucho revuelo estos últimos días. No es habitual toparse con familias tan grandes, sobre todo cuando una de las partes es tan joven. Pero es que lo más increíble resulta que sus intenciones están en multiplicar por 10 esa cifra.

Todo esto tiene ‘truco’

Ellos, por su parte, tienen bastante claro qué es lo que tienen que hacer para conseguir llegar a esa desorbitada cifra… y lo cierto es que, como veréis, hay ‘truco’.

«En este momento tengo 11 hijos con la última incorporación, Olivia, que llegó a finales del mes pasado. Yo misma di a luz a mi hija mayor, Vika, hace seis años. El resto de los niños son genéticamente nuestros, de mi esposo y yo, pero fueron gestados en vientres sustitutos”, explicó Christina en una entrevista para el diario The Sun.



Y es que esta particular familia vive en Batumi en Georgia, donde es legal alquilar el vientre de una mujer para poder gestar un embarazo. El precio de este procedimiento es de unos 8 mil euros y, por lo visto, no tienen reparos en gastar con tal de conseguir su objetivo.

Ella nació en Moscú pero, en un viaje a Batumi, conoció al que más tarde sería su marido, Galip, un magnate de la construcción y de los transportes originario de Turquía. Desde entonces, se han puesto a conseguir el objetivo de tener la familia más grande posible.

No piensan parar

«No sé cuántos hijos tendremos, pero definitivamente no planeamos parar. No estamos listos para hablar del número final. Todo tiene su momento». Si quiere llegar a su objetivo antes de los treinta, tendrá que tener 12 hijos al año de media en los próximos 7 años…

 

Finalmente, os dejamos varios vídeos donde podéis ver cómo es el día a día de esta numerosísima familia:

¿Qué os ha parecido esta historia? ¿No creéis que es algo un poco…’innecesario’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Milenio.