‘Cobra Kai’ es uno de los mayores éxitos del momento. La serie, que despegó con su primera temporada en 2018 de la mano de YouTube Premium, ha acabado de ‘tocar el cielo’ gracias a su estreno en Netflix y al estreno de su tercera temporada. Esta especie de secuela de la saga ‘The Karate Kid’ original nos ha demostrado una cosa: se pueden hacer buenas secuelas de clásicos sin tener que arruinarlos por completo.

Un buen golpe de efecto

Y es que el fenómeno ochentero vuelve a estar más de moda que nunca más de tres décadas después… y todo gracias a que los creadores de la misma, Jon Hurwitz, Hayden Schlossberg y Josh Heald, han sabido volver a juntar a unos personajes míticos de una forma magistral, entendiendo perfectamente la esencia de los mismos, y dotándolos de una tridimensionalidad que, en la saga original, no se acababa de apreciar.

Cobra Kai GIF by NETFLIX

La serie comienza cuando Johnny Lawrence (William Zabka), enemigo del LaRusso en la saga original, intenta reabrir el infame dojo ‘Cobra Kai’, el cual lideró en el pasado, buscando redimirse de todo lo que hizo. Esto, como os podréis imaginar, hace que su enemistad con Daniel LaRusso (Ralph Macchio) resurja. Y empieza la serie.

Y es que esta es una serie 100% de personajes; sin ellos, nada de lo que vemos sería posible. Los combates y la demás parafernalia están en un segundo plano y tan solo como un complemento al capital humano de la producción… y eso siempre es una buena notica.

El precio de las artes marciales

Pero… ¿cuánto le ha costado a esta serie tener de vuelta a gran parte del reparto original, además de a las nuevas promesas de la ficción? Ahora lo sabremos.

Ralph Macchio (Daniel LaRusso) es el culpable de todo lo que pasa en la serie… y es que, de no ser por su personaje, la historia de Karate Kid no existiría. Él es el germen, la semilla de la que ha florecido todo lo demás. En ese sentido, era de esperar que él tuviese el sueldo más alto: 250 mil dólares por cada uno de los capítulos en los que sale su cara.



En segunda posición (aunque con bastante distancia, para ser sinceros), encontramos a William Zabka (Johnny Lawrence), con un sueldo por capítulo de unos 120 mil dólares… menos de la mitad de lo que cobra LaRusso (para que veáis que este sigue ‘cortando el bacalao’).

Secundarios nada baratos

Mary Mouser (Samantha Larusso), la hija de Daniel, sería la ‘tercera en discordia’, cobrando 55 mil dólares por capítulo… casi 200 mil menos que su padre en la ficción. En esa línea, Xolo Maridueña (Miguel Díaz) sobra 45 mil dólares por capítulo y Tanner Buchanan (Robby), unos 40 mil. Por lo que podéis ver, hacer una serie no es nada barato.

A todo esto, solo nos queda esperar al estreno de la cuarta temporada. La tercera vio la luz a principios de este mismo año, y lo cierto es que ya nos estamos muriendo de ganas de ver cómo sigue la historia.

Por lo que se ha podido saber, se espera que esta nueva temporada, que ya se encuentra en fase de preproducción, se pueda estrenar a finales de este mismo año, por lo que yo ya tengo los dedos bien cruzados.

«Nuestra expectativa es que a principios de 2021 estaremos en producción. Simplemente mantendremos la cabeza baja y nos aseguraremos de que la historia tenga sentido, que los guiones sean sólidos y nos pondremos en fila para que en el momento en que todo se vea bien, podamos empezar», aseguró John Hurwitz, productor ejecutivo de la serie, hace apenas unas semanas.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos sueldos? ¿Creéis que vale la pena cada céntimo pagado para poder ver esta serie? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Marca.