En lo que a moda se refiere, en términos generales, no hay nada escrito. Solo hace falta echar un vistazo a cualquier pasarela de moda para ver que no hay dos formas de vestir iguales… y eso es algo que, por lo general, choca de forma frontal con los conocidos como ‘códigos de vestimenta’. Nuestra protagonista de hoy sabe muy bien de qué estamos hablando.

fashion fail GIF

En las instituciones escolares, por lo general, los códigos de vestimenta son muy estrictos, impidiendo así que, tanto el personal docente como los alumnos, puedan ponerse muy creativos con lo que llevan puesto encima… y eso, en ocasiones, genera conflictos muy importantes.

Una profesora en apuros

Lulu Menziwa es una profesora que, recientemente, se ha visto en una situación muy comprometida por culpa de esto… pero de una forma que no nos esperábamos en absoluto. Y es que su problema no ha sido por lo que llevaba puesto, sino por la forma de su propio cuerpo.

Ella compartió unas fotos en las que podíamos verla mientras impartía clases, y la polémica empezó cuando algunos usuarios apuntaron a que estaba siendo demasiado ‘provocativa’, desatando así la ira de muchas personas y generando un gran revuelo mediático.

Polémica en las redes sociales

Ella, de por sí, es una persona que, en sus redes sociales, comparte bastante fotos al límite del desnudo, insinuando mucho y siempre en poses bastante artísticas. Pero esto es algo que hace de forma independiente a su labor como docente, en la cual es una profesional.

En la publicación ‘de la discordia’, podíamos leer lo siguiente: “Mis días en el trabajo”, una frase acompañada de unas fotos en las que la profesora está en medio de su clase, vestida con una camiseta, una gorra y unos pantalones tejanos.

Aquí tenéis a las imágenes en cuestión:



Hubo muchas personas que señalaron que ella estaba incumpliendo el código de vestimenta del centro por mostrarse ‘tan sugerente’ delante de sus alumnos que, por lo visto, son menores de edad. Pero es que, del otro lado, están los que la defendían, asegurando que su vestimenta es completamente normal, y que las formas de su cuerpo son las que son, cosa que se debería respetar; sexualizarlas es algo que solo estaría en nuestra cabeza.

Muchas otras personas, en tono de broma, aseguraron que, en esas condiciones, los alumnos tendrían ‘serias dificultades’ para concentrarse en sus clases… y es que el abanico de opiniones que ha habido al respecto es bastante amplio y, ciertamente, irrespetuoso en la mayoría de casos.

División de opiniones

Si en algo coincidían la mayoría de sus defensores es que, en este caso se le estaba juzgando única y exclusivamente por la forma de su cuerpo, en ningún caso por ir vestida de forma sugerente o por ser una mala profesional en su desempeño como profesora… y esto sí suponía un caso claro de discriminación.

Y es que aquí volvemos al eterno debate: ¿se puede separar la vida personal de la profesional? ¿Hasta que punto es correcto que la vida de una persona se vea completamente condicionada por la profesión que ejerce? Sin duda, a estas cuestiones no las vamos a poder resolver nosotros, aquí y ahora.

Si algo está claro, es que subir fotos en bikini a tu cuenta personal no determina tu calidad como docente. Esperemos, en cualquier caso, que todo acabe de la mejor forma posible para Menziwa.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este caso? ¿De qué lado os posicionáis? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.