Inicio Resurrection Microsoft trabaja en elaborar un chat para hablar con personas fallecidas

Microsoft trabaja en elaborar un chat para hablar con personas fallecidas



Si habéis visto algún episodio de ‘Black Mirror‘ sabéis muy bien los peligros que el uso al extremo de la tecnología puede tener en nuestras vidas. La serie se desarrolla en un futuro distópico, pero parece que ahora la realidad supera la ficción…

black mirror omg GIF by NETFLIX

La última patente de Microsoft

La última patente depositada por parte del gigante tecnológico en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos revela que Microsoft ha patentado un chatbot para que hablemos con personas fallecidas.

La idea es simular una conversación con una persona fallecida; las respuestas se basarían en dichas personas e intentarían ser lo más fieles posibles a lo que dirían, teniendo en cuenta su forma de hablar, expresarse, actuar y decidir.

¿Quién podría ‘reencarnarse’ digitalmente?

Pero… ¿serían personas de nuestro entorno? ¿Familiares? ¿Personajes históricos? Pues bien, la propia patente nos informa de quién podría ser el ‘clon’: «La persona podría corresponder a una entidad presente o pasada (o una versión de ella) como un amigo, un familiar, un conocido, una celebridad, una figura histórica, un personaje de ficción o una entidad aleatoria«.

Para conseguir esto, el software haría un examen sobre la persona en concreto; a través de una Inteligencia Artificial (IA), recolectaría toda la información que dicha persona haya publicado en Internet como por ejemplo artículos que escribió, tuits, fotografías, notas de voz, vídeos…

Texto, cara y voz

Además, este proyecto permitiría hacer copias de personas vivas (y en este grupo entramos [email protected]) y podría usar modelos 2D y 3D basados en imágenes y vídeos de esas personas. De esta forma, el chat podría tener el rostro y la voz de la persona…

Esto nos recuerda al primer episodio de la segunda temporada de ‘Black Mirror’, ‘Be Right Back’, en el que una mujer llamada Martha descubre una tecnología que puede imitar a una persona fallecida según su historial en Internet. La usa para ‘hablar’ con su pareja Ash… y la cosa se complica.



Todo esto ha planteado todo tipo de implicaciones y debates muy interesantes sobre la superación de la pérdida de un ser querido y el límite del derecho a la privacidad. ¿Creará dependencia en esas personas? ¿Será un impedimento para aceptar la muerte de una persona? ¿Podré negarme a que alguien me clone? Y los familiares de una persona fallecida, ¿podrán denegar el consentimiento?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: computerhoy 20minutos forbes