‘Sálvame’ es un programa en el que a nadie se le escapa nada. Si por algo se ha caracterizado siempre ese espacio es porque, si sales ahí, tus secretos están completamente expuestos a todo el mundo que quiera verlos… y más si eres uno de los colaboradores del programa: ahí no tienes nada que hacer.

Los retoques, muy de moda

Hace unos días, sin ir más lejos, Antonio David Flores llegaba al plató con un pequeño retoque facial: se había puesto algo de bótox en la frente y, en el mismo momento en el que tomó la palabra, sus compañeros le hicieron saber a todo el mundo que algo había cambiado en el aspecto del exguadia civil.

Pero es que, por lo que pudimos ver ayer, ahora le tocó el turno a otro de los colaboradores habituales del espacio: al siempre polémico y extronista Rafa Mora, quién apareció en el plató mostrando un ‘look’ algo diferente al que nos tiene acostumbrados.

Pillado por Jorge Javier

A Jorge Javier Vázquez no se le escapa nada y, en medio del programa de Telecinco, le hizo confesar al televisivo si se había sometido a algún tipo de retoque estético en las últimas horas… y, efectivamente, así fue.

Mora confesó que se había realizado unas inyecciones de bótox en el rostro para ‘alisarlo’ un poco, aunque reconoció también que era la primera vez que se hacía algo así en la cara.

‘Algo’ se había hecho

Todo ocurrió cuando, en medio del programa, Jorge Javier se giró hacia Rafa y le preguntó ‘a traición’ si se había ‘hecho algo’, acorralando así a la celebridad que reía con nerviosismo ante las cámaras: lo habían pillado de imprevisto y no sabía qué responder.

Su expresión delató la verdad: sí se había hecho algo y solo era cuestión de saber el qué exactamente. Y es que el colaborador, que ahora tiene 37 años, se ha quitado algunas de las ‘arruguitas’ de la frente: «Por primera vez he recurrido al bótox», aseguraba el valenciano.



Por lo visto, fueron sus amigos más próximos los que lo convencieron de realizarse esa pequeña intervención a la que, por lo visto, él era muy reticente. Según contó, no estaba nada contento con las arrugas que le había surgido en la parte superior de su rostro, y recorrer a este tipo de inyecciones habría sido su única salida.

La duda de sus compañeros

La cuestión es que, a pesar de que él aseguraba que solo se había retocado esa parte de su cuerpo, sus compañeros no le creyeron demasiado ya que, por lo visto, también le notaban los ojos ‘bastante hinchados’… ¿Había algo más de lo que nos estaba contando?

Él, respecto a lo de su mirada, aseguró que se debía a que, ahora, había podido dormir bastantes más horas de lo habitual gracias a que ‘ya no colaboraba en tantos realities’. Sus compañeros insistieron en que parecía que se hubiese hecho un aumento de pómulos, a lo que Mora contestó con rotundidad que se trataba de una falsedad. Según él, el bótox solo ha entrado en su frente; en ningún sitio más.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este primer retoque de Rafa Mora? ¿Pensáis que tiene más y los está ocultando? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.