La vista es un sentido del cual dependemos mucho, pero en ocasiones puede que no sea del todo de fiar. Y es que a veces lo que creemos ver y lo que en realidad hay no coincide debido a una especie de ilusión óptica.

A continuación, os mostraremos distintas imágenes para que pongáis a prueba vuestra vista y descubráis si tenéis tan buen ojo como pensabais.

1El coche volador

Nuestra duda es: ¿pueden multarte si tu coche está suspendido en el aire? En realidad sí, porque el coche está bien aparcado, simplemente la sombra crea un efecto un tanto engañoso.

2Un majestuoso bosque

Un pulmón para la Tierra, un frondoso bosque lleno de animales y vegetación, una imagen sacada de «El señor de los anillos» que en realidad no es más que un charco lleno de musgo.

3El incendio

Muchas personas alertaron a los bomberos al ver esta escena, pero lo cierto es que simplemente se trata de un efecto de color de las nubes que nos regala el amanecer.

4Según se mire

Estas dos fotos son del mismo jersey, simplemente cambia la forma en que lo vemos según el tipo de luz que le esté dando en ese momento.



5El espía

Ahí tenemos a un espía clásico con su gabardina y su sombrero escondido en alguna esquina de la habitación.

6Air Jamón One

La perspectiva de esta imagen hace que parezca que este es un jamón gigantesco descansando en un hangar de aviones.

7Venta ambulante

El escaparate se está reflejando en la ventana y nos hace creer que este coche va cargado para llevar bollería a todos los niños del pueblo.

 

8La galaxia

Esta fotografía de un café funcionaría a la perfección como efecto especial para muchas películas de ciencia ficción sobre el espacio exterior.

9El gato de Voldemort

Soy incapaz de verle la nariz a este gato, solo puedo ver a la persona que le hace la foto reflejada en sus ojos.

10El Grinch

Mientras Papá Noel reparte regalos, el Grinch se esconde en las sombras.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: segnorasque