‘Juego de Tronos’ es una de las series más icónicas de la historia de la televisión. El fenómeno fan que provocó no tenía antecedentes y, a pesar de su desastroso final hace ya un par de años, lo cierto es que ya es un producto imborrable del imaginario colectivo por muchos motivos.

¿Verdad que se hace complicado pensar en esta serie y que no nos vengan a la cabeza personajes como Jon Snow, Sansa, Arya, Tyrion Lannister o Daenerys Targaryen?

Todos ellos llevados ‘a la vida’ por grandes actores que, ahora, disfrutan de una fama más que merecida.

Daenerys la indecisa

Lo curioso es que, de entre todos ellos, fue Emilia Clarke la que casi no forma parte del elenco final de la serie. Antes de que ella se subiese a lomos de un gran dragón, otra actriz británica dio vida a su personaje para un piloto de la serie que nunca llegó a emitirse.

Tamzin Merchant, conocida por sus papeles en series como ‘Los Tudor’, ‘Salem’ o la más reciente ‘Carnival Row’, fue quien, originalmente, dio vida a la Madre de Dragones en el primer capítulo que se rodó de la serie.

El desastroso capítulo piloto

Este episodio ha sido todo un mito dentro de la producción de la serie ya que, desde el principio de la misma, cuando se estrenó en HBO y ‘lo petó’, se sabía que, antes, se había rodado un episodio piloto que había resultado un auténtico desastre. Dan Weiss y David Benioff, los showrunners de la serie, se lo presentaron a HBO y los ejecutivos quedaron horrorizados, por lo que la pareja de guionistas tuvo que irse a rodar uno nuevo, dándole ‘una vuelta’ a ciertas cosas.

Por lo visto, cuando volvieron a rodar el capítulo que abría la historia creada por George R.R. Martin, retocaron muchísimas cosas, y Merchant acabó por no pasar esa ‘criba’. Los encargados del show se buscaron a otra actriz para dar vida a Daenerys, y fue así como dieron con Emilia Clarke.



¿Qué piensa ahora de lo que podía haber sido?

Desde aquel entonces (han pasado más de diez años del rodaje de ese capítulo de prueba), Merchant no había dicho absolutamente nada de lo ocurrido en aquel capítulo y en su sustitución como una de las protagonistas de la serie. ¿Se lamenta de no haber podido seguir en la producción después del éxito de la misma? Pues, por lo visto, parece que su opinión al respecto es muy diferente.

Ahora, según confiesa, aquello le sirvió como ‘una lección’ para aprender a confiar más en su intuición ya que, por lo visto, estuvo a punto de abandonar la serie antes del rodaje de aquel capítulo piloto… pero no lo hizo y luego pasó lo que pasó.

«Una historia que no me convence»

«Fue una lección de que si mis tripas me están diciendo una historia no me convence, que no me emociona, no debería tratar de estar emocionada solo porque otras personas me dicen que debería estar emocionada. No tuve ninguna formación como actriz, solo tengo mis instintos», explica la actriz.

Según sus propias palabras, para ella «Juego de Tronos nunca fue una historia convincente». Eso sí, reconoce que Emilia Clarke hizo un trabajo espectacular, de una forma «épica y excelente», y que Daenerys es un ‘personaje cautivador’.

si fuera muy rica y famosa no tendría tiempo para hacer todas las cosas que mi alma necesita hacer

Así pues, se siente ‘muy agradecida’ de que la despidiesen de la serie ya que, según cree, haber seguido en la producción le habría llevado a un lugar en el que no estaría a gusto: «a un lugar lejos de la persona creativa que soy hoy», aseguraba.

«Además, si fuera muy rica y famosa no tendría tiempo para hacer todas las cosas que mi alma necesita hacer. Expresarme creativamente es una necesidad que es más importante que cualquier cantidad de riquezas que podría haber obtenido de eso», zanjaba.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? ¿Pensáis que Tamzin Merchant habría sido una buena Daenerys? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Faro de Vigo.