Hay personas que, de la noche a la mañana, consiguen hacerse famosas de la forma más imprevista posible; tener unos ‘minutos de gloria’, como se suele decir vulgarmente. Y es que, sinceramente, cuando alguien llama la atención de esta forma, lo más probable es que su historia esté abocada al desastre. Y es que por ahí parece que va la protagonista de nuestra historia de hoy.

Juliana Carlos es una mujer que, hace unos pocos días, se hizo viral después de ser expulsada del pabellón de los Atlanta Hawks por discutir con LeBron James, el popular jugador de los Lakers, y encararse con él en medio del partido.

De la noche a la mañana

La joven, de 25 años, ha visto como su nombre ha empezado a circular por toda la red y, a pesar de que, en principio, su fama se debe a algo bastante malo, lo cierto es que se ha ganado un buen ‘club de fans’ y, por lo visto, hasta le están saliendo nuevas ofertas de trabajo a raíz de su enfrentamiento.

Después de su discusión, la joven publicó un vídeo, ya mucho más calmada, en el que pedía disculpas al jugador por su comportamiento durante el partido, llegando a quitarse la mascarilla durante la discusión, cosa que no debería hacerse bajo ningún concepto.

Las disculpas… a medias

“Sobre lo sucedido la pasada noche… La situación escaló rápidamente y quiero disculparme por perder las formas y quitarme la mascarilla en el calor del momento”, escribió Juliana Carlos en sus redes sociales. “Mi esposo es un gran fan de los deportes y somos gente muy apasionada, así que seamos honestos: el deporte no sería deporte sin un poco de trash-talk”.

Respecto al acalorado momento de la discusión, Juliana alegó que, supuestamente, LeBron habría tenido unas malas palabras con su marido, motivo por el que ella habría saltado a defenderlo con todo su ‘arsenal’: “¿Me puse a la defensiva? Sí. ¿Usé un lenguaje ofensivo? Sí. Y asumo mi responsabilidad por ello”, aseguraba.

Pero es que, como ya bien sabréis, en este mundo de las nuevas tecnologías todo se ‘aprovecha’… y la viralidad de Juliana era algo que muchas empresas no iban a dejar pasar, por más que se dediquen al contenido para adultos.



Unas ofertas inesperadas

Y es que, después de lo ocurrido, la empresa ‘Courtside Karen’, dedicada a dar espectáculos por webcam con contenido para adultos, le ha extendido una generosa oferta a la joven para que se una a su plantilla.

La oferta en cuestión, como podréis ver, era bastante jugosa… en un principio: “Teniendo en cuenta que eres una ‘modelo de Instagram’ con sólo 43.000 seguidores (ya supera los 80.000 al escribir estas líneas), nos gustaría hacerte una oferta para que explicases lo sucedido a una audiencia global de millones de espectadores en CamSoda”.

Y luego legaba la ‘letra pequeña’: “Siendo una plataforma de webcams para adultos, también puedes mostrar tus ‘balones de baloncesto’ al mundo. Al aparecer en CamSoda durante una hora, con la posibilidad de un show XXX, te compensaríamos con 50.000 dólares”.

De momento no se sabe si Juliana aceptará o no, pero lo cierto es que la oferta está en el aire. Por lo demás, siempre resulta curioso cómo, de la cosas más absurdas, se consigue hacer un negocio de miles y miles de dólares.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Qué os parecen este tipo de ‘celebridades virales por escándalos’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.