Maque Pereyra es una joven boliviana que ha decidido unir sus dos pasiones: el yoga y el reggaetón. De esta forma nació una fusión que ha denominado ‘Yogattón‘ y que poco a poco va ganando adeptos en todo el mundo. No perdáis detalle.

El yoggatón se podría definir como una variedad de yoga en el que se busca conectar el cuerpo, la mente y la respiración al ritmo del ‘perreo’ de Bad Bunny, Ozuna o Karol G.

El perreo espiritual

«Ese sudar, sentirse sensual, tocarse, exhalar fuerte, ir con el ‘beat’ del perreo y combinarlo al mismo tiempo con una meditación a través de la respiración bastante profunda, es lo que ofrece Yoggatón a diferencia de las otras prácticas de yoga«, explica Pereyra. En el yoggatón, se realizan asanas y se aplican los principios del yoga, así como ejercicios de fitness y ‘perreo’ para practicar movimiento a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

Pereyra explica que el reggaetón se nutre de danzas tradicionales de Latinoamérica (basadas en golpear el suelo con las piernas de forma repetitiva), lo que ella entiende como una conexión con la Tierra, el ahora y el ‘bajar’ de lo mental.

El origen de todo

 

«Me puse a hacer yoga y empecé a permitirme mover el culo y perrear mientras lo hacía. A partir de eso vi, guau, que esto tenía algo super hipnotizante«.



Un antes y un después

Así estuvo durante unas cuantas horas en las que descubrió algo que cambiaría su vida. «Solo sé que fueron horas que estuve diciendo ‘qué rico se siente: Perro bocabajo, volver, respirar, inhalar, saludo al sol, otra vez, perrear.’ Ese fue el acercamiento y todo ese ‘continuo’ se condensó en ese momento«.

Ahora se dedica a dar clases de Yoggaton e incluso sube vídeos en su canal de Youtube enseñando cómo se practica esta disciplina. Ya dicen eso de que los polos opuestos atraen, ¿no?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: upsocl mundosano