Si pensabais que era imposible que la tercera temporada de ‘La Isla de las Tentaciones’ superase a la segunda, eso es porque no teníais previsto que hasta los padres de los propios concursantes sucumbiesen ante la tentación. Pero a eso iremos más adelante, que primero tenemos que intentar poneros en contexto.

Tentación y amor: mala mezcla

A mediados de este mes, el programa daba luz verde a su emisión y, entre las parejas que llegaban para afianzar su relación, encontrábamos a la formada por Jesús y Marina, dos jóvenes que querían ver hasta qué punto podían ‘estirar el chicle’ del amor y, por lo visto en los primeros episodios, parece que demasiado.

Ella, desde el primer programa, demostró que lo que quería era dejarse llevar por la tentación y vivir la experiencia en su plenitud. Con la primera ‘infidelidad’ (dejando de lado todas las cosas que se han filtrado), la relación saltó por los aires y lo previsible es que, en los próximos capítulos, veamos algo muy parecido a lo ocurrido entre Fani y Christofer… aunque pronosticamos un final bastante más amargo.

Los padres, dando la cara

La sevillana ha tenido que soportar todo tipo de críticas después de la filtración de ‘aquel vídeo’ y, en el plató, han sido sus padres los que han tenido que dar la cara por ella (cuestiones de contrato, ya sabéis cómo va la tele).

La cuestión es que los padres de la joven han acabado por robarle gran parte del protagonismo, ya que han demostrado estar hechos de un material 100% ‘televisivo’, perfecto para los platós de Telecinco. De hecho, si hay que hablar de ‘revelaciones’, los padres de Marina estarían en primera posición.

La revelación de la temporada

Una de las cosas de las que más se ha hablado es de la juventud y el buen estado físico de los padres de la joven, quienes se han movido en los debates del programa como pez en el agua (y en las redes sociales).



Esto ha provocado, como suele pasar en este tipo de situaciones, que el foco se ponga en su vida más allá de la pequeña pantalla y, por lo tanto, empiecen a salir a la luz cosas que, hasta ahora, solo pertenecían al ámbito privado.

La nueva tentación de Yolanda

Ahora, gracias a que los fans del programa se han puesto su casco de indagar, han podido descubrir que Yolanda, la madre de Marina, se ha separado también de su pareja y ha empezado una relación con un antiguo tentador de la primera edición: Antonio López Solis, uno de los solteros que intentó tentar a Susana Molina (sin demasiado éxito, todo sea dicho).

Lo primero que descubrieron los fans es que, desde hace unos días, entre estos dos había un intercambio de ‘likes’ bastante recurrente y sospechoso. Luego llegó el comentario de Yolanda en una de las fotos del muchacho: “no intentarlo es el verdadero fracaso #milove”, con lo que todo se acababa de confirmar de una vez por todas.

Y es esta pasada semana, pudimos ver también que su exmarido, José Luis, no ha querido perder el tiempo y también se ha puesto a flirtear en los platós de Telecinco con algunas de las colaboradoras del programa. Esta historia, ya os lo avisamos, va para largo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva historia de amor? ¿Tenéis más interés en lo que pasa en el programa o lo que pasa en el plató? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.