Un buen “setup” y/o un buen fondo es esencial para que tus fotos de influencer o tu stream luzca realmente refachero. Por eso es importante tener libros y cosas en el fondo de la imagen, para parecer personas con una vida llena y bagaje cultural.

Pero los influencers están muy ocupados y no siempre tienen tiempo para leer, así que una superestrella francesa de Instagram llamada Maddy Burciaga ha encontrado la solución, aunque lo cierto es que ha sido bastante criticada.

Copias de lujo

La joven de 27 años ha mostrado algunos de sus libros Chanel e Yves Saint Laurent que son realmente caros en librerías y boutiques, pero la cosa tiene truco ya que los libros de esta influencer son copias falsas de estos.

De hecho, ni siquiera son copias; son bloques de cartón con la portada y el lomo del libro que pese a ser más baratas que el original, siguen siendo bastante caras.

Burciaga intentó vender estos cartones aprovechando sus 2,4 millones de seguidores en Instagram, pero lo cierto es que la promoción no le salió demasiado bien porque le cayó un aluvión de críticas de dimensiones bíblicas.

Como os decíamos, el hecho de que los libros fuesen falsos e infringieran los derechos de autor que tenían solo fue una pequeña parte de la polémica, ya que la famosa ofrecía un código de promoción para estos libros que los dejaba a un precio de 19’99 euros por cada libro, aunque había una oferta que consistía en regalarte otro si comprabas uno.

Libros completamente vacíos

Obviamente, 20 euros por dos bloques de cartón es una absoluta estafa, sobre todo si tenemos en cuenta que en plataformas de venta online (como por ejemplo Aliexpress) se podían comprar falsificaciones muy parecidas por 3 o 4 euros.



Además, muchas personas criticaron el hecho de que la influencer fomentase la compra de libros vacíos de contenidos, lo cual no dice demasiado en favor de la cultura y la lectura.

Experiencia previa

Seguramente no os sorprenderá, pero no es la primera vez que Maddy Burciaga se enfrenta a una polémica así; hace poco, en noviembre de 2020, usó la imagen de la Fundación Brigitte Bardot para vender sus productos cosméticos, pero la estafa duró poco, ya que la marca denunció rápidamente la promoción.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: as