La imagen que tenemos de los ladrones es la de personas sin ningún tipo de escrúpulos, capaces de hacer cualquier cosa, por mala que sea, para poder salirse con la suya. La imagen del delincuente es más parecida a la de una caricatura que a la de una persona de carne y hueso y eso, evidentemente, no siempre es así.

Todos tenemos un límite

Todos tenemos nuestros límites y, por más que alguien se dedique a cometer delitos, también tendrá los suyos (que pueden ser más o menos estrictos, evidentemente). Tanto es así, que hasta hay ladrones que nos pueden dar una lección de humanidad y paternidad. Ahora lo veréis.

Lo que ocurrió es algo completamente surrealista, digno de una película de Hollywood: un ladrón reportó a una mujer a la policía por dejarse a su hijo en el coche que él acababa de robar. Y es que robar está mal, pero dejar a un bebé encerrado en un coche aparcado, es mucho peor.

Un acto injustificado

La mujer, por lo visto, dejó el coche encendido mientras entraba a un supermercado. Su intención era entrar y salir rápido, cosa que no justifica en absoluto dejar a una criatura pequeña completamente abandonada en el vehículo.

Un ladrón, que pasaba por la zona, se percató de que el coche estaba en marcha y decidió subirse a él y llevárselo… hasta que se dio cuenta de que, en el asiento trasero, había un bebé.

El ladrón no pasaba por ahí

El ladrón dio entonces media vuelta y, para darle una lección a la madre, se fue hasta el supermercado para tener un ‘encontronazo’ con la descuidada madre.

Crystal Leary, residente en Beaverton, Estados Unidos, se llevó el que, probablemente, sea el susto más grande su vida. Dejó a su bebé en el coche y, cuando salió del supermercado, el corazón se le subió a la garganta: ¿dónde estaba su coche?



Un robo y una bronca

Pero es que si esto ya la dejó completamente asustada, lo que pasaría después la dejaría completamente anonadada: el ladrón volvió hasta el supermercado y le pegó una gran bronca por haber dejado solo al bebé en el coche. Acto seguido, volvió a emprender una huida, solo después de haber sentido que había cumplido con su deber como ciudadano.

El portavoz de la policía local, Matt Henderson, no podía creerse nada de lo que había pasado: «Se subió al automóvil, lo condujo, se dio cuenta de que había un niño de cuatro años adentro, regresó y le ordenó que sacara al niño del automóvil y luego se alejó nuevamente. Estamos agradecidos de que haya tenido la decencia de traer de vuelta al pequeño.»

A continuación, el hombre llamó a la policía para denunciar lo que había ocurrido, especificando que había robado el coche y que, dentro, se había encontrado a un niño al que habían dejado solo.

Y es que esta madre puede considerarse afortunada de haberse topado con un ladrón tan ‘humano’, por lo que, esperamos, haya aprendido la lección. Por lo demás, la policía sigue buscando al hombre ya que, a pesar de su buena acción, el delito de robo sigue vigente.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta surrealista historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Guía del Varón.