Siempre decimos que no todos los héroes llevan capa, pero lo cierto es que en el mundo real cuesta ver uno con ella. Nuestros héroes son gente del día a día y el caso que veremos a continuación es uno de ellos. Un repartidor en moto que, cuando tocó el momento de convertirse en el defensor del ciudadano, acudió a la llamada de alguien necesitado sin pensárselo dos veces.

Un grupo de ladrones huía de la policía después de haber robado una motocicleta en las calles de la colonia Tlahuapan, Jiutepec, Morelos. El joven repartidor de una cadena de farmacias estaba haciendo su trabajo cuando vio a un oficial de policía persiguiendo a los delincuentes.

Persecución en marcha

En ese momento se produjo un momento totalmente peliculero en el que el repartidor le ofreció al policía su asiento trasero de la moto y aceleró para dar caza a los ladrones.

Resulta muy curioso que el repartidor no le ofreciese simplemente la moto, sino que se quiso unir a la persecución dejándole al policía el puesto de copiloto para que pudiese llevar el arma y emular alguna escena de «Terminator 2».

Después de varias calles, el conductor de la moto robada perdió el control y se estampó contra un coche aparcado. Pero la única desgracia que se produjo es la del seguro de ese coche, porque los dos delincuentes salieron corriendo y uno llegó a escapar.

Pack completo

El otro fue atrapado por el policía y el repartidor al que detuvieron no solo por robar la motocicleta, sino por llevar encima una pistola calibre 9 milímetros, un revólver calibre 38 especial, 40 bolsas con marihuana y otras 9 dosis de cristal (normal que lo pillasen ¿Quién puede correr con tanto peso encima?).



Como veis, las cosas podrían haber terminado muy mal, pero por suerte este repartidor ayudó al policía formando un dúo que sin duda podría ser el protagonista de una película policial americana.

A continuación, os dejamos el vídeo para que veáis la curiosa escena por vosotros mismos.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: laguiadelvaron