Durante un largo vuelo es normal que nos vengan ganas de beber o comer algo. Los pasajeros no pueden llevar a bordo más de 100 ml de líquido por artículo, por lo que nuestra única alternativa posible puede ser la de pedir algo del menú que nos ofrece la compañía aérea.

Ya sabemos que, en general, los precios a bordo suben como el aeroplano en el que estamos, pero lo que muchas personas desconocen es el origen real de los productos que se nos ofrecen en nuestro viaje.

Click Klm Royal Dutch Airlines GIF by KLM

coffee winks GIF

Kat Kamalani es una tiktoker con más de 400.000 seguidores que trabaja como azafata. Recientemente, a través de su cuenta, ha explicado cuáles son los refrescos que nunca deberíamos beber en un avión.

Nada de agua

«Nunca consumáis líquidos que no estén en una lata o en una botella. Los tanques de agua nunca se limpian y son desagradables. Solo se limpian cuando se rompen«, confesaba Kamalani.

Kamalani hace hincapié en que deberíamos dejar de un lado bebidas como el café o el té, que necesitan agua para su preparación. «[email protected] raramente bebemos té o café, vienen del mismo tanque de agua así que cuando te bebes el café y el té viene de ese tanque de agua caliente y es completamente desagradable«.

Aviso a padres y madres

También ha querido advertir a los padres que piensen en pedir agua caliente para llenar el biberón de sus bebés y les ha propuesto una alternativa.



«Nunca pidáis agua caliente. Pedid un vaso de agua caliente y una botella de agua. Echad el agua embotellada en el biberón, y luego colocad el biberón dentro del vaso de agua caliente, para que esta lo caliente desde fuera». Podéis ver el vídeo en su Tiktok @katkamalani haciendo click aquí.

Reacciones posteriores

Su vídeo ha recibido comentarios de todo tipo. Algunos usuarios no salían de su asombro, y otros que trabajaban en aerolíneas no estaban del todo de acuerdo. «Esto no sucede en todas las compañías aéreas. Doy fe que en la mía se limpian los tanques«, explicaba uno.

En una entrevista al New York Post, Charles Platkin, profesor de nutrición y director ejecutivo del Food Policy Centre, explicaba que los tanques de agua «no se vacían ni se limpian porque no hay tiempo para ello. El tanque se llena desde arriba después de cada uso. Cualquier cosa que esté abajo, se queda ahí«.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: thesun