Las redes sociales son una forma perfecta para comunicarnos y compartir todas aquellas cosas que queramos con el resto de la humanidad; en un segundo, cualquier persona, desde cualquier punto del planeta, puede ver al instante lo que nosotros queramos. ¿Qué puede haber malo en todo esto? Pues que, si metes la pata, hasta tu vecino del pueblo se va a enterar.

Y eso es lo que les pasó a los protagonistas de nuestras historias de hoy: que metieron la pata hasta más arriba de la rodilla.

1El Diablo está en los detalles

Las nuevas tecnologías, en muchos aspectos, pueden resultarnos de lo más útiles… pero, en otros, pueden ser un arma de doble filo, como bien se ha demostrado en este caso que, inevitablemente, acabará en ruptura.

2¿Alguien me explica qué acaba de pasar?

Primero niega estar embarazada, luego bromea con la barriga falsa y luego dice que sí está embarazada… ¡Todo eso en apenas una línea y media de un tweet! Al final, no me ha quedado claro, la verdad.

3¿Puede que estemos ante la Mujer-Pez?

Que sea una especie de mutante es lo único que se me ocurre para explicar que pueda realizar tal hazaña… ¡Ya la puede ir a buscar el Profesor X!

4Cómo alguien se puede creer esto…

Esto me recuerda bastante a aquello de que si metías una bola de papel de plata en el micro te salía una esfera perfecta… es de no tener dos dedos de frente (o muchos microondas que poder desperdiciar, que también).



5La mejor forma de detectar a un tonto

Que en pleno siglo XXI todavía existan personas que caigan en este tipo de trampas… parece que, con todo lo que nos ha pasado en la red, no hemos aprendido absolutamente nada (o eso creo yo, vamos).

6Se ha pasado de poeta

Esta muchacha acaba de entrar en una especie de paradoja de la que, probablemente, no podrá salir nunca. El lenguaje es bastante más peligroso de lo que podemos pensar en un primer momento.

7Si es que ya no se puede con estos gobernantes…

Siguiendo esa lógica… ¿En invierno les ponen pequeños volcanes? ¿Radiadores gigantes? Me gustaría conocer al presidente del país de este chaval.

 

8No sé ni por dónde empezar

El numeral es algo que ya lleva bastante tiempo con nosotros… pero es que claro, la gente que ha nacido y crecido con las redes sociales no ha vivido lo que fueron los 90 (incluso los 80). Aquello sí era una selva.

9Necesito un descanso de esto

He dejado esta para el final porque, sinceramente, no sé ni qué decir. Hay gente que necesita urgentemente una visita al psicólogo (o al manicomio, ya de paso).

A vosotros, ¿qué os han parecido estas ‘meteduras de pata’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Rolloid.