Todo lo que ha rodeado al matrimonio formado por David Beckham y Victoria Beckham siempre ha dado mucho de qué hablar… y eso es algo de lo que no se han librado ni sus hijos (y es que, de tal palo, tal astilla). Hoy, nos centraremos en la última polémica generada por uno de ellos… y que lo cierto es que resulta un poco surrealista. Ahora lo veréis.

Cruz Beckham es el tercer hijo del futbolista y, a sus 15 años, ya se ha convertido en una persona de la que todo el mundo habla… a pesar de que, en este preciso momento, no sea por algo precisamente bueno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CRUZ (@cruzbeckham)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CRUZ (@cruzbeckham)

Más beneficio que vendiendo limonada

Cruz es todo un influencer en las redes sociales; tiene más de 1,8 millones de seguidores en su Instagram, donde comparte con ellos momentos de su vida privada.En los últimos días, esta joven celebridad se ha convertido en el foco de muchas críticas por un solo motivo: intentar vender una sudadera usada por el nada desdeñable precio de 150.000 dólares. Como era previsible, muchas personas se echaron las manos a la cabeza.

La sudadera en cuestión tampoco es que sea una baratija: se trata de un modelo que le regaló el diseñador Kim Jones; una edición limitada de Louis Vuitton x Supreme que salió a la venta hace ya más de 3 años y que, por lo tanto, se ha revalorizado bastante en el mercado (se ve que hay gente que paga un pastizal por este tipo de cosas).

Una sudadera muy cotizada

Teniendo en cuenta que se trata de un modelo muy exclusivo que ya no se encuentra en el mercado convencional, su precio entre los coleccionistas es muy alto (algunos dirían que desorbitado), y todo esto tratándose claramente de un objeto de segunda mano.

Este tipo de prendas tan exclusivas tienen un gran nicho de compradores por todo el mundo, y es que, si quieres este modelo de sudadera en concreto, la única forma que tienes de conseguirla es comprándola de segunda mano, a través de algún portal web especializado.



Esta es la sudadera en cuestión:

Cabe destacar que el precio de partida que puso Cruz para esta prenda fue de 45.000 dólares (unos 37.000 euros) y, en caso de que quisieses comprarla de forma inmediata (sin pasar por una puja), tendrías que desembolsar 150.000 dólares (unos 124.000 euros) de nada. ¿Tienes algo de calderilla que te sobre? Pues ya sabes en qué puedes gastarla.

De segunda mano y con ‘taras’

Y es que las críticas le han llovido con inclemencia al joven porque, además, en el portal web en el que se ha puesto a la venta esta sudadera, no solo se especifica que esta es de ‘segunda mano’, sino que se aclara que, además, ‘le falta uno de los dos cordones de la capucha’. En el post, además, podemos ver también al joven posando con la sudadera, a la cual no le falta detalle.

La mayoría de críticas iban en la misma dirección: «Como si no tuviera dinero suficiente», «Odio a los niños malcriados», «¿Los niños pijos sabéis que estamos viviendo una pandemia que está haciendo que muchos niños ingleses pasen hambre? Deberíais avergonzaros».

Esto provocó que Sneaker Bratz, el portal web encargado de la subasta, retirase el producto horas después para intentar ‘calmar’ la polémica. Esto, como os podéis imaginar, no fue así (aish, nuestro amigo el efecto Streisand).

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Creéis que es moral vender una sudadera en esas condiciones a ese precio? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Telecinco.