Hafthor Bjornsson ya es oficialmente un boxeador profesional. Después de muchos meses de espera, el actor que dio vida a La Montaña en ‘Juego de Tronos’, al fin se ha subido a un cuadrilátero para darse de piñas con Steven Ward, otro boxeador al que no le tembló el pulso a la hora de enfrentarse a Bjornsson.

Lo que vivimos ayer fue un espectáculo pugilístico en el que, a pesar de que todo acabó en un empate, se vivió un clima de tensión en el que cada golpe parecía que iba a ser el último. Eso sí: no hubo un claro vencedor a pesar de que Ward mordiese la lona en mitad del segundo asalto tras recibir un gancho en el hombro del islandés.

Un combate muy esperado

Y es que este actor ha generado mucho hype estos últimos meses después de que decidiese lanzarse de cabeza al mundo del deporte de contacto. Él, en la pequeña pantalla, era un gigante capaz de destrozar una cabeza de un solo puñetazo (literalmente) y, por lo tanto, que se lanzase al boxeo hizo que mucha gente se pusiese a temblar por lo que podía pasar en el ring. Pero la cosa no llegó a tanto (de momento).

El islandés demostró que los meses de entrenamiento le están arrojando resultados, ya que sus ataques fueron precisos y contundentes (sobre todo para ser un principiante). Donde estuvo algo más ‘flojo’ el actor, según cuentan los expertos, fue en el tema de la defensa, la cual mantuvo algo descuidada.

Aquí tenéis el combate:

Y es que este señor de más de dos metros de altura, antes de prepararse para este combate, llegó a pesar 200 kilos de puro músculo; su oponente, Ward, apenas llega a las 75 kilos, solo para que os hagáis una idea de la diferencia.

“Nunca he estado en el ring con alguien de este tamaño, por lo que será interesante ver cómo funciona”, reconoció el irlandés en una entrevista previa. Y es que, recordemos, este combate solo se ha podido celebrar porque es una exhibición, ya que por la diferencia de peso resultaría inviable a un nivel competitivo.



De entrenar a combatir

“Inicialmente solo iba a ser un entrenamiento y yo lo iba a ayudar con ese aspecto técnico, pero se intensificó desde allí y lo siguiente que sabemos es que estoy haciendo una exhibición con el ex hombre más fuerte del mundo”, bromeó Ward desde Dubai.

El combate, de tan solo tres rounds, dejó al gigante sangrando ya que, al final del tercero, Ward consiguió impactarle con un gancho en la cara, siendo este el punto más claro del luchador en todo el combate.

Y es que Bjornsson tiene que ponerse las pilas si quiere estar a punto para su combate contra  Eddie Hall en septiembre: “Estoy entrenando para esta pelea como si hubiera entrenado para ser el hombre más fuerte del mundo”.

Todavía queda lo mejor

Eddie Hall y Hafthor Björnsson fueron ‘compañeros’ de fuerza: ambos se llevaron el concurso World’s Strongest Man en 2017 y 2018 respectivamente, por lo que este futuro combate, en teoría, definiría de una vez por todas quién es el hombre más fuerte del mundo, tanto en levantamiento de peso como en repartir estopa.

Y es que estos dos hombres llevan ya unos cuantos años ‘pisándose los talones’. Este combate, además, es uno de los más esperados del año y, si la cosa no se retrasa por la pandemia, estamos a unos cuantos meses de poder presenciarlo en nuestras televisiones.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este combate? ¿Creéis que Bjornsson le ganará a Hall? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Infobae.