Muchos coinciden en que George Clooney es un tipo realmente peculiar conocido por sus extravagancias en su día a día cuando no está rodando una película.

Seguramente no sepáis pensar en George Clooney sin su pelo gris; eso se debe a que al actor le llegó la fama a una edad relativamente tardía, cuando consiguió ese papel protagonista en la serie “Urgencias”. Después de eso, ha tenido una carrera realmente exitosa en la gran pantalla y ha trabajado como actor y director.

Un hombre polifacético

Pero antes de eso había trabajado en muchos empleos distintos para llevarse un plato a la mesa como, por ejemplo, la venta de zapatos para mujeres y trajes para hombres, venta de seguros de puerta en puerta, mozo de almacén, albañil, cortando tabaco, etc.

Es seguramente por eso que el actor es alguien que sabe valorar sus orígenes y es consciente de lo mucho que le ayudaron sus amigos cuando era más joven. De hecho, durante los años 80 el actor iba haciendo audiciones sin que llegaran a contratarlo en ninguna.

«He dormido en sus sofás cuando estaba arruinado. Me prestaron dinero cuando estaba en quiebra. Me han ayudado cuando he necesitado ayuda a lo largo de los años. Y yo les he ayudado a lo largo de los años», decía George Clooney.

«Tengo claro que estos muchachos, durante un período de 35 años, me ayudaron de una forma u otra».

 

 



Uno de sus gestos de agradecimiento

Una de las cosas que hizo para agradecer todo ese apoyo fue que, cuando se estrenó la película «Gravity» protagonizada por Sandra Bullock y en la que el actor participa.

Pues bien, Clooney decidió guardar todo el dinero que ganó con las acciones de la película para dárselo a sus amigos de esta forma tan peculiar. “Nos dieron acciones de la película, porque pensaron que iba a ser un fracaso y terminó siendo un muy buen negocio», explica. Así que cogió todo ese dinero y llenó 14 maletas con un millón de dólares en efectivo que luego dio a sus amigos, tal y como explicó en una entrevista.

«Entonces, simplemente levanté un mapa y señalé todos los lugares a los que podía ir en el mundo y todas las cosas que podía ver gracias a ellos. Y dije: ‘¿Cómo se le paga a gente así?’. Y añadí: ‘Bueno, ¿qué tal un millón de dólares?’”.

Sus amigos le ayudaron cuando él no se encontraba en un buen momento y decidió devolverles el favor haciendo lo mismo por ellos.

«Sé que todos hemos pasado por momentos difíciles, algunos de vosotros todavía lo estáis pasando mal… Ahora, no tenéis que preocuparos por vuestros hijos; no tenéis que preocuparos por la escuela; no tenéis que preocuparos por pagar la hipoteca».

Muchos tendemos a pensar que haríamos lo mismo si nos “sobrasen” esos millones, pero la realidad es que no todo el mundo es tan generoso y tendríamos que encontrarnos en esa situación para saber lo que haríamos.

Hustling Dave Chappelle GIF

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: lainformacion