Hay un empleo que muchos de nosotros querríamos tener. Un empleo de ensueño donde disfrutas de cada minuto que pasa, un trabajo que casi todo el mundo es capaz de hacer: no hacer nada.

Un hombre ha destacado de entre todos y ha conseguido este puesto tan curioso y anhelado y, además, está teniendo un éxito muy sorprendente.

Un giro en su vida

Esta persona es Shoji Morimoto, quien fue un alumno ejemplar que estudiaba Física en la Universidad de Osaka. Después de terminar sus estudios consiguió trabajo en una editorial, pero lo dejó al cabo de tres años.

Según dicen, leyó a Nietzsche y eso cambió por completo su forma de entender la vida. Se dio cuenta de que ese no era su camino, dejó su empleo y anunció su nueva empresa en Twitter llamada Mr. Rental.

Los servicios de este negocio, del cual él es el único dueño y trabajador, consisten en comer, beber y holgazanear (es decir, no hacer nada) a cambio de una módica cantidad de dinero.

Esta peculiar idea le dio mucha fama y recibió muchas peticiones, haciendo que la prensa y cadenas de televisión se interesasen por ello.



Un alquiler ‘personal’

El cliente debe pagar el transporte, la comida y su tiempo. Y lo cierto es que lo hacen realmente a gusto, ya que en redes ha contado algunas de las experiencias de los usuarios de su servicio: escuchar durante tres horas a un señor que tenía como pasatiempo, visitar hoteles de cinco estrellas, asistir a una boda o acompañar a una mujer a firmar el divorcio.

Básicamente nos damos cuenta de que, al final, el servicio que ofrece es la «compañía». Con lo cual no es tan difícil de entender que tenga tantos clientes, ya que muchas personas se sienten solas y están contentas de pagarle a alguien para estar acompañadas un rato.

Pero, en cualquier caso, el empleo no requiere de hacer nada más allá de ir a una localización a comer y descansar. ¿Os gustaría trabajar de esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: 20minutos