Hay trabajos que te cambian la vida… y algo así fue lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy. Jaime Lorente y María Pedraza, como muchos ya sabréis, se conocieron durante el rodaje de la primera temporada de ‘La Casa de Papel’. A pesar de lo que mucha gente pueda creer, no se enamoraron durante ese tiempo, sino unos meses más tarde, cuando se encontraban promocionando la siguiente serie en la que colaboraron, ‘Élite’.

Por lo visto, no fue hasta el 2018 que ambos empezaron a mantener una relación sentimental más seria e íntima y, desde entonces, se habían convertido en una de las parejas más estables y discretas de nuestro panorama televisivo.




Todo era demasiado bonito

Fue el propio Jaime el que confirmó esto poco después de iniciar su romance con María: «Lo típico es que nos hubiésemos enamorado durante el rodaje, pero no fue así. Empezamos a salir bastante después”, aseguraba.




Desde entonces, lo que hemos podido ver en ellos es a una de las parejas más ‘sanas’ del panorama, no teniendo problemas en mostrarse juntos, pero cada uno tomando su camino profesional, si escándalos ni espectáculos, tan habituales en ese mundillo de las celebridades.

Ellos no han dudado nunca en mostrarlo a través de sus redes sociales con vídeos como los que podéis ver a continuación:

La primera mala señal

El primer rumor de ruptura llegó a finales de 2019, cuando la pareja ya llevaba unos cuantos meses sin mostrarse juntos. Llevaban semanas sin subir ninguna foto o historia a su Instagram compartiendo plano, cosa que era habitual hasta ese momento, por lo que sus fans empezaron a temerse lo peor. Además, los actores, de la noche a la mañana, se habían dejado de seguir en Instagram… ¿qué estaba pasando?




Así pasamos un largo tiempo en el que cada uno seguía subiendo fotos, pero nunca juntos, sino con amigos o compañeros de trabajo, ya que ambos se encontraban inmersos en varios rodajes y proyectos de todo tipo (recordemos que son dos de los actores más solicitados de nuestro país).

La primera reconciliación

La cosa es que, en enero de 2020, se volvieron a dejar ver juntos y los fans de la pareja pudieron exhalar con tranquilidad: pasase lo que hubiese pasado, parecía que ya se habían reconciliado.

Otra de las cosas que se supo más adelante es que la pareja pasó junta el confinamiento y ampliaron la familia… aunque no de la forma en la que estáis pensando: adoptaron a un perro de la raza Pomerania llamado Pacorro: “Tengo un perrete. Estaba en casa y apareció. Es una cosa muy pequeña, tiene tres meses”, contó en su reciente entrevista en La Resistencia con motivo del estreno de su serie ‘El Cid’.

Está volviendo a pasar…

Entonces, ¿por qué hablamos ahora de ruptura? Pues porque todo lo que ocurrió a finales de 2019 está volviendo a ocurrir… y con más fuerza si cabe: hace unos días, los actores dejaban de seguirse en la red social propiedad de Facebook (aunque ahora han vuelto a seguirse) y María Pedraza (que no Jaime Lorente), ha borrado todas las fotos que tenía con él (Lorente no publicaba nada con ella desde abril de 2019).

De momento ninguno de los dos se ha pronunciado a este respecto… pero lo cierto es que, teniendo en cuenta las pruebas actuales y todos los antecedentes que tienen, es como para pensar que algo no iba bien en la pareja.





A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Pensáis que se puede tratar de una ruptura o, por una especie de milagro, de otra cosa? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Divinity.