A menudo compartimos artículos en los que hablamos sobre estúpidos retos virales iniciados por influencers, pero lo cierto es que no todo lo que hacen es malo y, en ocasiones, muestran su lado más humano frente a las cámaras.

Obviamente, las posibilidades de hacer el «bien» por parte de streamers, tiktokers, instagramers o youtubers son amplias, ya que la mayoría se sacan un buen pellizco con su trabajo y eso junto a su alcance mediático son dos armas muy poderosas que pueden usarse de forma muy positiva.




Hacer el bien en las RR.SS.

Con ese dinero habréis visto que muchos han creado empresas y otros se han comprado casas y coches, pero hay algunos que usan parte de ese dinero para dedicarlo a la felicidad de los otros y a continuación veremos uno de esos casos.




Uno de los protagonistas de esta historia es Jamie Nyland, un youtuber y tiktoker con más de 2,5 millones de seguidores que a menudo muestra a su padre en sus vídeos, quien casi siempre es víctima de sus bromas y «pranks». Por una vez ha querido hacer un vídeo distinto y le ha dado una sorpresa que su padre no esperaba para nada.

Un detalle sorprendente

En el vídeo, Jaime se sienta delante de su padre y directamente le dice lo siguiente:

“Fui al banco y pagué cada uno de los centavos de la hipoteca. Ahora toda esta casa es tuya. Has trabajado toda tu vida y ahora te puedes retirar. Es porque te quiero”.

El giro inesperado

Después de unos segundos de estupefacción, su padre quedó totalmente emocionado por lo que había hecho  su hijo y se mostró muy agradecido, teniendo un bonito gesto con él.




“Está en el testamento, la casa es tuya. Lo que es mío es tuyo”, le dijo el padre al mismo tiempo que le extendía las llaves de casa en lo que era un gesto simbólico que culminó en un emocionante abrazo lleno de lágrimas de felicidad.

El vídeo del momento (que ya acumula más de 3 millones de visitas) para que juzguéis las imágenes por vosotros mismos:

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: lavanguardia