Miguel Herrán no está pasando por un buen momento. El actor de 24 años, que se hizo mundialmente famoso hace unos años gracias a su papel de Río en la magnífica serie ‘La Casa de Papel’, se ha visto esta última semana muy afectado por el tema de la pandemia hasta el punto de que, como veremos a continuación, se ha derrumbado por completo.

A pesar de que Miguel Herrán ha participado en numerosos proyectos relacionados con el cine (recordemos que se llevó el Goya a Mejor actor revelación con tan solo 19 años por su papel de Darío en ‘A cambio de nada’), el reconocimiento internacional le llegaría por dar vida al joven Río.

 

Luego participaría en la exitosa ‘Élite’ y ahora lo podemos ver en nuestros cines con ‘Hasta el cielo’ donde comparte cartel con Luis Tosar, Carolina Yuste, Ayax y Fernando Cayo, entre muchos otros.

Confinamiento, físico y emocional

Hace una semana, el actor tenía que someterse a un confinamiento domiciliario tras haber estado en contacto con una persona positiva. Si a esto le sumamos la cuarentena que se ha activado por todo el territorio español estos últimos días a causa de la pandemia, tenemos entonces el caldo de cultivo perfecto para que las emociones salten por los aires… y eso es lo que le ha pasado.

Hace apenas unas horas, además, el actor hacía una publicación en sus redes sociales que dejaba completamente preocupados a sus seguidores y en la que aseguraba que había perdido el control de sí mismo: “No soy capaz de controlar absolutamente nada”.

«Ya no quiero hablar. Ni comer»

La publicación, protagonizada por unas fotos de su cara en un claro estado de alteración emocional, era rotunda y desoladora: “6 días han sido suficientes para destrozarme. Ya no quiero hablar. Ni comer”, aseguraba.



Y es que el actor tenía por delante 10 días en los que tenía que guardar cuarentena para poder continuar con sus labores, asegurándose así que no es portador de ninguna enfermedad. Esta situación, lamentablemente, ya se ha convertido en nuestro día a día en el país (y en la mayoría de los que nos rodean).

Recordemos que, hace algo menos de una semana, el actor se mostraba optimista con esta nueva situación y aseguraba que se iba a tomar este confinamiento de forma constructiva: “Aprovecho esta situación extraordinaria que me ha tocado para deciros que ojalá que todo vaya a mejor. Para todos!! Ojalá consigamos construir una humanidad más fuerte, solidaria y concienciada. Una humanidad más realista y menos egoísta”… pero parece que su cabeza, ahora, le ha jugado una mala pasada.

Herrán, completamente desolado

En las tres fotografías compartidas por el actor podemos ver que, claramente, el joven se ha pasado varias horas llorando, mostrando un rostro hinchado. Y eso, como os podréis imaginar, ha preocupado muchísimo a sus seguidores.

«Me he parado en mi momento más constructivo y se ha vuelto destructivo. Estoy decepcionado conmigo. Quiero ser mejor persona.», continuaba el escrito.

«Primer día nada más recibir la noticia de que me tenía que quedar en casa. Triste, pero contento. Dominando las emociones», aseguraba el actor, antes de confesar que, luego, todo se fue al garete: «Día 6: No soy capaz de controlar absolutamente nada».

Y es que esta pandemia ya nos está pasando factura a todos y a todas. A pesar de que la vacuna ya está entre nosotros y, poco a poco, se va suministrando a los que más la necesitan, lo cierto es que ya son muchos meses acumulados de miedo, angustia y, en muchos casos, soledad. Nada de esto sale gratis para nuestra cabeza, y hay quienes pagan este precio más caro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Miguel Herrán (@miguel.g.herran)

Por suerte, Herrán ha encontrado un gran apoyo entre todos sus seguidores, quienes se han volcado en palabras de ánimo para el actor en este mal momento personal. A pesar de todo, nos tranquiliza que, según él mismo asegura, se encuentra ‘bien’ dentro de ese malestar. Por lo que solo nos queda ser optimistas y esperar que todo esto pase.

Desde Cabroworld aplaudimos el gesto sincero de Miguel de mostrarse tal y como es y le mandamos todo nuestro apoyo y ánimo. Esperamos verlo pronto de vuelta afrontando el día a día con una sonrisa como en la primera imagen.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación que está viviendo el actor? ¿Habéis pasado por algo parecido? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: BioBioChile.