México es uno de esos países que, a lo largo de la historia de Internet, nos ha dejado momentos verdaderamente estrambóticos que ya son historia del mundo de la ‘WWW’.

Hace apenas unos meses, por ejemplo, veíamos cómo las autoridades habían tenido que desalojar a una ‘rata gigante’ de peluche que había provocado un atasco brutal en unas cañerías, o el oso pardo que ‘abrazó’ a unos turistas en un parque de Nuevo León; todo maravillas.




Y es que, como ya os podréis imaginar, la noticia que os traemos hoy pasa de forma inmediata a formar parte de este exclusivo club de ‘historia de México en Internet’ y que, sinceramente, podría dar, como mínimo, para una película (y de las buenas).

Antes de nada, decir que esto es real; no se trata de ninguna cámara oculta ni nada por el estilo.




Rap al ritmo de la ley

Este vídeo, publicado en Facebook hace ya unas semanas (aunque se ha viralizado ahora), muestra a unos jóvenes en la población de Tlaxcala que, tras ser detenidos por la policía en lo que parecía un ‘control rutinario’ y cuyo motivo desconocemos, acabaron por librarse con un tremendo número de rap improvisado.

«No pienso tirar la toalla, la estatal aquí me para, me va a aplicar la revisión de rutina, estábamos allí en la esquina grabando el video pa’l YouTube, ya te lo sabes, homie, traigo la bocina al full, dando el tour por Tlaxcalita, claro así lo hago», señala el primero de los raperos en su intervención.

Una situación musicalmente surrealista

Como podéis ver en el vídeo, los jóvenes, uno a uno, van explicando la situación que están viviendo a través de sus letras: aseguran no tener dinero y que, simplemente, están en la calle haciendo lo que más les gusta: cantar rap. Los policías, como se puede apreciar en el vídeo que os dejamos a continuación, no intervienen en ningún momento, limitándose a escuchar con atención y a grabar la escena.

 




Aquí tenéis el momento:

«Aquí sigo rapeando, el estatal trae la credencial de mis compas, claro, en sus manos. Ésta es de Snapa, ésta es del Smor; el Smor yo lo vi, fluyendo sobre el beat, la tarde se nos pinta gris, pero yo voy siempre voy a caminar en la calle feliz. El compita me da un like, porque sabe que me la rifo para improvisar, ya llegaron y se van, les doy gracias porque no me llevan en la caja», finaliza el rapero que, aparentemente, era el líder de la banda de música.

La música os hará libres

Hay que decir que, según se explica en la prenda del país, los jóvenes fueron completamente exonerados de la detención y de alguna posible multa, convirtiendo así esta situación en lo que cabría esperar de un musical de Hollywood, en el que la gente se libra de sus problemas cantando.

Las redes sociales también se han volcado con estos jóvenes, señalando que se trataba de una prueba de la fuerza que tiene la ‘cultura’ contra el ‘poder’, representado por los policías.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta extravagante situación? ¿Lo intentaríais en caso de ser detenidos? 





Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Milenio.