En un lado de la mesa íbamos a tener a Nelia, una actriz y quiromasajista de 34 años con una personalidad de lo más marcada: «me considero demisexual porque a mí el físico no me dice nada. Necesito que la personalidad de la persona me diga algo», aseguraba en su presentación.

Ella, en lo referido al amor, solo necesitaba a un chico divertido con muchas ganas de hacer cosas: «necesito a una persona que tenga capacidad de empatía», explicaba.




En el otro lado de la mesa tendríamos a Carlos, un especialista en marketing de 37 años que, ya os lo avisamos, va a dar mucho de qué hablar: «mi cociente intelectual es el doble que el de George W. Bush, que era de 60, por lo que el mío sería de 120 puntos», aseguraba. «Por eso, cuando estoy con personas que no son tan inteligentes como yo, puedo llegar a caer mal. Necesito a gente con un mínimo de inteligencia», zanjaba.




En lo referido a cómo quería que fuese su cita, también lo tenía bastante claro: «espero encontrarme a algo parecido a Cristina Castaño: natural, espontánea y guapa».

La cosa empezaba bien (para él)

La primera impresión al conocerse, al menos para él, fue de lo más positiva: «la han clavado con lo que pedía».

La conversación, a pesar de empezar bien, empezó a encontrar algunas trabas cuando ella explicó que tenía experiencia conociendo a gente por aplicaciones de ligue… y él aseguró que este tipo de aplicaciones ‘le daban asco’: «pensé que quedaba con una mujer y llegué a tener una cita con un gay con pluma de esos que solo quieren llamar la atención», aseguraba ante la estupefacción de Nelia… quien ya empezaba a disgustarse con la forma de expresarse de su cita: «yo es que con estas cosas no puedo».

Seguirían las diferencias

Otro de los temas en los que chocaron fue con el de la música: «No me ha gustado que considerara su verdad como la verdad absoluta, y me he dado cuenta de que cuando yo le llevaba un poco la contraria, a él le sentaba mal, y como que me intentaba dejar mal a mí», aseguraba ella.




El siguiente punto de discordia (hubo varios, como ya os adelantamos), fue cuando Carlos habló de la pareja de su hijo quien, por lo visto, no le hacía caso desde que tenía pareja: «¿Cómo consigo que me haga caso si no tengo dos tetas?», se preguntaba ante una visiblemente indignada Nelia.

Ella, en ese punto de la cita, ya lo tenía bastante claro: «si lo tuviera que definir con una palabra, diría que es machista. No me viene otra ahora mismo», aseguraba.

Una tras otra

Carlos, que ya se estaba ganando todas las papeletas para no volver a su cita nunca más, acabó de llevarse la lotería cuando se refirió a algunas mujeres como frígidas…

En el privado, como podréis ver en el vídeo, ella acabó de ‘hacerle la cobra’: «Con esas expresiones y esas formas de pensar… nunca habría besado a una persona así».





Aquí os dejamos la cita íntegra:

Él, para rematar la cita, acabó por asegurar que se expresaba de esa forma ‘porque era un macho alfa’. La cosa, como ya habréis visto, no podía acabar bien de ninguna de las maneras.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta cita? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: First Dates.