Aida Domenech es una de las influencers más conocidas, queridas y respetadas de nuestro país. Dulceida, como es más conocida por sus millones de seguidores, es toda una referente en lo que a moda y estilo de vida se refiere.

La diseñadora, modelo y empresaria ha conseguido, a lo largo de estos últimos años, convertirse en una especie de Kim Kardashian española que, todo lo que toca, lo convierte en oro. Su imagen lo es todo y, precisamente por eso, la cuida al milímetro, mimando cada centímetro de su anatomía.




A favor de las intervenciones estéticas

En ese sentido, ella siempre se ha manifestado a favor de las cirugías estéticas: si quieres ‘cambiar’ algo de tu cuerpo que no te gusta, encontrarás todo el apoyo de la influencer; eso es así y no se ha cansado de repetirlo en decenas de vídeos y posts en redes.




Ella misma, de hecho, ya ha pasado por el quirófano en alguna ocasión. Recordemos que, hace unos años, Dulceida explicó cómo había sido su ‘reducción de pecho’. Cómo, después de estar toda su vida ‘muy insegura’ por esa parte de su cuerpo, finalmente, se había lanzado de cabeza a realizarse la intervención, y cómo había sido mucho más feliz desde entonces.

Su nuevo retoque

Ahora, como bien ha compartido con sus seguidores, Dulceida ha decidido volver a ponerse en manos de un especialista para someterse a unos nuevos retoques estéticos:  “Hace un año y medio me hice las ojeras y estoy encantada”, explicó la empresaria en una serie de stories en su cuenta de Instagram, en la que roza los tres millones de seguidores.

Entonces, revelaba que se había puesto botox en varias partes de su cara: “Hoy las marquitas que os he enseñado (se señala la frente y el entrecejo) es porque me he puesto botox. Sé que es un tema tabú pero yo os lo cuento”, aseguraba.




“Lo que más me gusta de Fabio (su doctor) es que lo hace súper natural y sigues teniendo un movimiento natural en la frente”, explicaba en los siguientes stories en referencia a todas las preguntas que estaba recibiendo de sus seguidores.

Eso sí: Dulceida dejaba claro que, aparte de estas inyecciones de botox, no se había sometido a ningún otro tipo de ‘retoque’ en su cara: “Ni pómulos, ni labios, ni nada de nada. Ya sabéis que yo lo que me hago lo digo, no tengo ningún problema”, zanjaba.

Muy contenta con el paso de los años

A pesar de ser una gran defensora de las cirugías estéticas, lo cierto es que Dulceida siempre se ha mostrado muy contenta con cómo pasan los años por ella. De hecho, más de una vez ha asegurado que se siente más guapa ahora que cuando era más joven y es que, para ella, el paso de los años enseña a las personas a sacarse más partido, y ese es el gran truco de su estilo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva intervención estética de Dulceida? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.