La literatura y el cine son dos medios de expresión artística muy diferentes… pero complementarios. A lo largo de la historia del cine (mucho más reciente que la de la literatura), hemos visto infinidad de adaptaciones de novelas a la gran pantalla (también se ha visto a la inversa, pero en una proporción mucho menor). Esto, como os podéis imaginar, siempre ha venido emparejado a una polémica: el respeto por la obra original. ¿Es respetuosa la adaptación con la novela en la que se basa? ¿Cambia cosas respecto a la obra primigenia? ¿Cuál de las dos es mejor?

Hoy, para no meternos demasiado en esta polémica (y ahorrarnos unos cuantos palos), hemos decidido hacer un repaso a los personajes de las adaptaciones de algunas novelas famosas, y ver hasta qué punto estos se diferencian físicamente de los originales en los que están basados.

1Anna Karenina, ‘Anna Karenina’

Esta película se llevó palos por todos lados… pero uno de los principales recayó sobre el casting de Keira Knightley, de quien dijeron que era ‘demasiado delgada’ para un personaje que, en las novelas, era descrito como ‘una mejor rechoncha’. Ella se defendió argumentando que, si le hubiesen aumentado el peso, la gente ‘solo habría hablado del aumento de peso’.

2Vronsky, ‘Anna Karenina’

Tolstoy describe a este personaje como ‘un hombre bajo, bien formado, con un oscuro pelo castaño que empezó a perder muy joven’… y bueno, de eso, respecto al personaje de Johnson, lo cierto es que hay una diferencia bastante abismal: es alto, musculoso y tiene un abundante pelo rubio platino.

 

3John Milton, ‘El abogado del Diablo’

Andrew Neiderman describió al personaje como ‘un hombre alto, con un tupido pelo plateado, piel pálida y mejillas sonrojadas’; Al Pacino es todo lo contrario: bajito, pelo castaño y aplastado con gomina y está bastante moreno… igualmente, la película no tiene desperdicio.

4Dorian Gray, ‘El retrato de Dorian Gray’



Dorian debería haber sido un joven de ojos azules y larga melena rubia y, de hecho, la idea original de la película era caracterizarlo de esa forma. Todo cambió cuando el director decidió que era mejor dejarlo con su aspecto ‘natural’. Esto no gustó demasiado a los fans de la obra original.

5Triss Merigold, ‘The Witcher’

Digamos que su personaje no tiene nada que ver con el del libro… al menos en lo que al aspecto se refiere: ni tiene los ojos azules ni su melena es rojiza como el fuego… si no más bien todo lo contrario.

 

6El Anciano, ‘Doctor Strange’

Marvel decidió aquí cambiar de género al Anciano y, para ello, contó con una siempre magnífica Tilda Swinton quien, como podéis imaginar, lució un aspecto muy diferente al del personaje en el cómic. Un cambio muy significativo, pero que valió la pena.

7Grandmaster, ‘Thor: Ragnarok’

El personaje de Jeff Goldblum es muy diferente a cómo se ve en el cómic: no tiene la piel azul, ni una gran cabeza, ni unos ojos amarillos sin pupilas. Aun así, es uno de los personajes más carismáticos de la película.

8Daenerys Targaryen, ‘Juego de Tronos’

Al principio de esta historia, Daenerys tiene tan solo 13 años… aunque en la serie ya tiene 17. En las novelas, al menos en un inicio, se la describe como una chica menuda, con las pupilas de color púrpura (signo identificativo de las personas de Valyria) y con la piel pálida. Cuando arde al final de la primera temporada, su pelo se quema por completo y va creciendo a lo largo de la historia.

9Daario Naharis, ‘Juego de Tronos’

La apariencia de este personaje es muy diferente a la del libro… y no solo porque cambiasen al actor de una temporada para otra e hiciesen como que no había pasado nada. En el libro, Martin lo describe de la siguiente manera: “Daario Naharis era extravagante incluso para ser un Tyroshi. Su barba estaba cortada en 3 puntas y teñida de azul, del mismo color que sus ojos y el cabello rizado que le caía hasta el cuello. Su bigote puntiagudo estaba pintado de oro «; nada que ver con lo que pudimos ver en nuestras televisiones.

 

10Armand, ‘Entrevista con el vampiro’

A pesar de que Antonio la clavó con el personaje, en el libro, este era un chico de 17 años con el pelo rizado y rubio, descrito como una especie de Cupido vampírico… nada que ver con lo que vimos en la película final.

11Edward Rochester, ‘Jane Eyre’



Edward, en el libro, está descrito como un personaje de aspecto bastante más ‘rudo’, con unas cejas pobladas y poco cuidadas y un cabello bastante más oscuro. A pesar de eso, Cary Fukanaga, el director, prefirió quedarse con Michael Fassbender por sus cualidades como actor.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas comparativas? ¿Os quedáis con los de las pelis o preferís los de los libros? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Brightside.