Uno de los momentos más importantes de nuestra vida es, cuando estamos llegando a viejos, ver con cuánto dinero contamos para afrontar nuestra jubilación… ¿habrá suficiente? Se trata de un momento de la vida en el que hay poco margen de maniobra; es, prácticamente, un ‘todo o nada’.

Un colchón para vivir

El dinero de la jubilación no se toca. Es lo que nos permitirá, después de décadas de trabajo, poder vivir en total libertad. Debemos gestionar bien ese dinero, le extraigamos rentabilidad o no. Lo importante es que, llegado el momento, tengamos un colchón donde podamos caer sin hacernos daño.

Hoy, en esta línea, os queremos contar la historia de una pareja de Florida, Estados Unidos. Ellos se mudaron juntos cuando él tenía 30 y ella 32. Desde ese momento, iniciaron lo que ya han bautizado como el ‘sistema de los tres botes‘, y puede que sea la mejor técnica de ahorro que hayáis visto nunca.

Antes de nada, la previsión

Ahora tienen 60 y 62, respectivamente, pero ya llevan más de una década sin trabajar porque, gracias a su planificación, consiguieron ahorrar más de un millón de euros, entre ahorro puro a inversiones. Llegados a ese punto, además, vendieron su casa en Florida y se fueron a donde se conocieron inicialmente: a las montañas de Smokey.

«Mi objetivo era 1,5 millones. Pensé que una jubilación de 30 años necesitaría unos 50.000 euros de inversiones por año», explicaba él a la revista ESI Money. «Por suerte, terminamos de pagar la casa y estábamos libres de deudas», explicó. A partir de ese momento, todo fue ponerse a ahorrar bajo un estricto criterio y, de paso, hay que destacar que, al parecer, llevaban una vida bastante ‘austera’.

Pero, ¿qué son los tres botes?

Es en este momento cuando entra en acción lo de los tres botes’: «El primero lo utilizaríamos desde el primer día de la jubilación hasta obtener los beneficios del Seguro Social. También sería una cuenta de efectivo, para mantener una asignación de gastos mensual y anual», explicó el jubilado, antes de detallar que, en este ‘bote’, consiguió reunir 270.000 euros.

Post Progress GIF



Entonces debemos pasar al segundo bote: «iría a parar dinero para poder subsistir durante dos o tres años solo con gastos». En este bote ya entran en juego las acciones, de tal forma que el dinero estuviese protegido contra la inflación. En este bote acumularon algo más de 200.000 euros, y él confesó que no tuvo miedo a invertir: «No quería que todo nuestro dinero quedase sin moverse hasta cumplir los 60, así que estoy muy contento de esas inversiones», asegura.

Finalmente, tenemos el tercer bote, en el que entran en juego muchos elementos de inversión, impuestos y términos económicos que a nosotros se nos escapan (somos una página de humor, entendednos): «el crecimiento a largo plazo y, para las cuentas IRA». Son un tipo de cuentas muy utilizadas en los Estados Unidos, en las que los impuestos se cobran en diferido a la que se mueve o se retira el dinero. En esta cuenta llegaron a acumular 685.000 euros, que no está nada mal.

space dancing GIF

Tuvieron tan buen ojo con sus movimientos, que pudieron retirarse antes de lo que tenían previsto; todo un éxito.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este curioso método? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Información.