Los drones se han ido implementado poco a poco en nuestra vida cotidiana. A pesar de que no solamos ver este tipo de aeronaves en nuestro día a día, son muy útiles, por ejemplo, para los expertos en fotografía y vídeo. Los drones permiten capturar fotografías desde las alturas y otras tomas que serían imposibles de grabar de otra manera sin que pusiéramos en riesgo nuestra vida. Los resultados, como os podéis imaginar, suelen ser alucinantes…

Hoy nos gustaría compartir una recopilación de fotografías tomadas con un dron que os dejarán verdaderamente sin habla. Hay algunas que impresionan de solo verlas, de verdad (sobre todo si tenéis vértigo). ¡No os las podéis perder!

1Se ríe del juego ‘el suelo es lava’

A falta de selfies, esta es la prueba gráfica definitiva de que el científico visitó el volcán.

2Las maravillas del Tibidabo

Un lugar lleno de encanto situado en lo más alto de la cima del Tibidabo que debéis visitar sí o sí en Barcelona.

3La ciudad fantasma de Pripyat

Un sábado 26 de abril de 1986 la tragedia golpearía esta ciudad con lo que se considera la mayor desgracia nuclear de la historia y sus consecuencias se pueden ver hoy en día (en dron de forma segura, claro).

4Practicando un poco de escalada en Utah

Y lo fácil que lo tiene el dron para escalar… Una imagen impresionante.



5El paso de cristal en la montaña Tianmen (China)

Yo creo que me buscaría un atajo aunque tuviera que caminar ocho horas más, eh.

6La fila de camellos en el desierto

No puedo dejar de mirar el inquietante rostro que se forma en la parte de la derecha. Decidme que [email protected] también, por favor.

7La carretera serpiente de Rumanía

El paisaje compensa todas las curvas por las que hay que pasar.

 

8Las aguas cristalinas del lago Burke

De hecho, ostenta el título del agua más clara del mundo, que es considerada sagrada por la tribu local maorí. Tradicionalmente, el agua se utilizaba para limpiar los huesos y liberar a los espíritus de los muertos.

9A ¿100? metros sobre el cielo

El amor desde otro punto de vista es mucho más especial.

10Un artista descansando sobre su obra

Cuando, por fin, disfrutas del trabajo bien hecho y acabado. Ese momento.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.