Diciembre hace que las marcas y la publicidad den un paso adelante en busca de territorios desconocidos y que, a menudo, veamos campañas más locas, interesantes y atrevidas que lo que nos tenemos acostumbrados durante el año.

La marca de alimentación El Pozo, como el Rey, ha decido enviar un mensaje especial a los españoles durante estas navidades: Fucking year 2020 (Maldito año 2020). Un lema que, aunque breve, ha sabido conectar con la frustración que nos ha generado a todos este año tan nefasto.

El Pozo King, el sello de tamaño grande de la marca, ha abrazado totalmente esta idea y por eso han puesto un cartel enorme en Madrid en el que vemos unas salchichas haciéndole una peineta a 2020 y diciéndole “hasta nunca”.

Muchos tuits y comunicaciones que ha hecho El Pozo han tomado la peineta como símbolo de este descontento hacia este año que nos ha afectado a todos y, especialmente la foto del descomunal cartel, se han hecho virales por redes sociales (@elpozo_king).

Pero sin duda lo más curioso es que la marca ha decidido hacer un “all in” y poner la peineta en todas partes, incluido en su «packaging». Por eso, a partir de ahora, todos los paquetes de El Pozo King, mostraran una peineta para que todo el mundo pueda ver el dedo del medio que tiene la marca.


Alberto Carner, director de comunicación de El Pozo King, ha dicho lo siguiente sobre la peineta y lo que pretenden lograr con ella.

«Uno de nuestros becarios estaba jugando con unas salchichas y las puso en forma de peineta mientras reía y hacía fotos a su obra. Fue entonces cuando se me ocurrió la idea de hacer de eso nuestra imagen y símbolo para El Pozo King».

Como os decíamos, la empresa ha acompañado la comunicación del gigantesco cartel con otros mensajes en la misma línea para una campaña que, en principio, iba a durar hasta el 31 de diciembre. Sin embargo todo ha cambiado con esta decisión de incluir la peineta sus productos haciendo que los supermercados se llenen de bolsas de salchichas irreverentes.

Es evidente que esta acción va a generar cierta polémica por el hecho de que mucha gente puede que no esté contenta con que se vean este tipo de símbolos en los supermercados donde niños y abuelos pueden verse afectados por estas peinetas. Aunque, por otro lado, también es evidente de que se trata de una inocentada.

¡FELIZ DÍA DE LOS INOCENTES!