Internet es un arma de doble filo. Por un lado, nos permite acceder a una cantidad de información como nunca antes se ha visto en la historia de la humanidad: escribas lo que escribas en Google, en milésimas de segundo, tendrá una respuesta con miles de resultados. Pero, por el otro lado, también permite cosas no tan positivas, como que algunas personas lo tengan más fácil para amargar a otras con su estupidez. Exactamente eso es lo que le pasó al (lamentable) protagonista de nuestra historia de hoy.

Primero tenemos que remontar al pasado martes, cuando una usuaria de Twitter (@colocadadti) compartió en su cuenta personal los terribles mensajes que había recibido por parte de un hombre que, al parecer, ella no conocía en absoluto.

twitter GIF

La conversación es tan indignante que, como os podéis imaginar, se viralizó en cuestión de minutos, dándole la vuelta  toda la red social del pajarito azul. La afectada, por suerte, recibió todo el apoyo de los usuarios.

gordon ramsey idiot GIF

Lo primero que podemos ver en la conversación es que el hombre se presenta como quien no quiere la cosa, y le asegura a la joven que en más de una ocasión se han cruzado por la barcelonesa localidad de Viladecans, en donde, al parecer, ambos residen.

«Me pareces muy guapa y me cundiría conocernos y tal», continúa el hombre quien, desde el principio, da muestras de tener bastante poco tacto (por no mencionar otras carencias, que queda feo).

Blink 182 Reaction GIF

Una pregunta injustificable

Si ya este párrafo es como para ignorarlo por completo, el siguiente es para, directamente, bloquearlo: “Te quería hacer una pregunta (no te la tomes a mal por favor)”, empezaba. «Te quería preguntar cuánto pesas y cuánto mides»… ¿será que el tío es carnicero? Fuera de bromas, ya os podéis imaginar por dónde va la cosa.



“Porque me gusta mucho el gimnasio y si voy a conocer a alguien quiere que tenga buen cuerpo como yo”, añadió, evidenciando que los días que toca hacer cerebro en el gym se los salta.

No quiero ofenderte, pero…

El hombre en cuestión, para que ella no se ofendiese (ejem), dejó claro que su intención no era la de ofenderla: “No te insulto por estar gorda eh, pero te quiero conocer y, si lo estás, pues los dos nos ahorramos tiempo jaja”. Increíble.

Ella no daba crédito a lo que acababa de recibir, y los usuarios con los que lo compartió en Twitter, tampoco. La publicación ha sido todo un éxito y, en menos de dos días, ya acumula más de 30 mil ‘me gusta’ y más de 3 mil retweets, por no hablar de decenas de comentarios de apoyo a la joven.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿Qué pensáis de este tipo de personas? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.