Los agentes de Policía se dedican a mantener el orden público y la seguridad de los ciudadanos. Entre las distintas áreas en que se organiza la Policía, encontramos la de seguridad ciudadana, cuyos miembros se encargan del mantenimiento, la prevención y el restablecimiento de la seguridad pública.

Este ámbito es muy importante, ya que nunca sabemos con qué peligro nos podemos encontrar en la calle, porque una situación aparentemente tranquila puede transformarse de un segundo a otro en un momento de alta tensión. Y si tienes la suerte de que un policía anda cerca… la cosa puede quedarse en un gran susto.

Oh My God Omg GIF by Friends

Un intenso recorrido en taxi

El suceso que nos trae a este artículo tuvo lugar en el condado de Berks en el estado estadounidense de Pensilvania. Un taxista se encontraba parado en un semáforo en rojo cuando, de repente, su pasajero sacó un arma y le apuntó en la cabeza para que le entregara toda su caja.

«Dame todo tu dinero… Lo necesito todo ahora mismo si no quieres morir«, le gritaba el hombre. «Podemos hacerlo por las buenas o por las malas. Dámelo todo ahora. Mantén tus manos donde pueda verlas«.

El conductor le dio unos billetes y le repetía que no tenía nada más en sus bolsillos ante las amenazas constantes del ladrón. Sin embargo, este no se había dado cuenta que justo detrás tenía un coche de policía… El agente activó las luces y se dirigió al vehículo para ver qué ocurría.

El policía al rescate

El agente ordenó al atracador que saliera del vehículo y se tirara al suelo y, posteriormente, pidió refuerzos. «¡Oh dios mío! Eres un salvador«, le dice el taxista al agente. 



«La pistola apareció al lado de mi cara. Me gritaba, llevaba la capucha y no podía ver nada más que sus ojos», explicaba el conductor después de lo sucedido. Las cámaras de seguridad del interior del taxi grabaron toda la escena…

No os podéis perder el vídeo del momento:

 

El policía ha contado el episodio de la siguiente manera: «Me quedé en la parte de atrás para intentar escuchar la conversación y saber en qué me estaba metiendo. En ese momento, escuché al conductor decir: ‘Por favor no me dispares’«.

Finalmente, el atracador fue identificado

Las autoridades luego informaron de que el arma era una pistola de perdigones con una mira óptica, pero el taxista pensaba que era real y llegó a temer por su vida. «Casi me da un ataque al corazón en el coche«, explicó a los agentes. El ladrón fue detenido posteriormente y resultó ser un joven de 18 años que vivía en la zona que ha sido acusado por robo, amenazas y agresión.

Oh My God Omg GIF by Laff

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: wfmz