El racismo es una de las mayores lacras a las que, como sociedad, debemos enfrentarnos. En un mundo cada vez más global, es incompresible que todavía se den situaciones como la que vamos a ver a continuación (y que representa tan solo un pequeño ejemplo de lo que viven muchas personas en su día a día).

Ocurrió durante el pasado Puente de la Constitución en la localidad de Arrecife, en Lanzarote. Un autobús urbano, que hacía su recorrido habitual, fue el escenario de un episodio de racismo por parte de una de las pasajeras hacia otra.

Una situación intolerable

El momento quedó registrado en un vídeo que ya se ha viralizado, y que ha recibido una respuesta unánime de rechazo por parte de la sociedad. ¿Todavía queda gente que puede decirle a otra que no puede sentarse en un sitio por ser ‘negra’? Sí, todavía queda.

Todo comenzó cuando una pasajera, que en el vídeo podemos verla vestida completamente de negro a la derecha de la imagen, le soltó a otra pasajera: «que se levante la negra».

Sola ante su egoísmo

La mujer amenazaba con llamar a las autoridades, ya que aseguraba que tendrían que haberle cedido el asiento, al ser una persona ‘mayor’ que viaja de pie en el autobús (lo de que sea mayor, juzgadlo vosotros mismos con las imágenes).

Inmediatamente, el resto del pasaje se le echó encima reclamándole la forma en la que se había expresado. Todo el mundo coincidía en lo mismo: nos es lo que dice, sino el cómo lo dice.

“¿Es negra, no? Que se levante la negra, es lo que he dicho”, señalaba la mujer ante las reclamaciones del resto de pasajeros. «No es racismo, tengo muchas amigas negras», se defendía la señora.





Un final agridulce

La escena dura unos cuantos minutos en los que la pasajera hace gestiones en su teléfono móvil, todo esto sin encontrar ningún apoyo en el resto del pasaje, que continúa recriminándole sus palabras.

Aquí os dejamos el vídeo del momento:

«Que se baje, que se baje», empezaron a gritarle cuando la situación ya se estaba alargando demasiado. Finalmente, por lo que se puede deducir del vídeo, la señora acabó por bajarse del transporte público y los que quedaron dentro rompieron en aplausos.

Todo esto llega cuando, justamente este pasado miércoles, el Parlamento de Canarias aprobó una declaración institucional de condena sin matices al racismo y la xenofobia, tema que ha estado muy de actualidad con las últimas llegadas de pateras a las Islas Canarias: casi 20.000 inmigrantes han llegado solo en esa zona a lo largo de 2020… pero es que los que no han llegado, han acabado en el fondo del mar. Una situación tremendamente triste.

Gustavo Matos, presidente de la Cámara, ha invitado a que todos los partidos se sumen a este rechazo conjunto contra la intolerancia y el racismo que, como queda patente en este vídeo, sigue estando muy presente en nuestra sociedad y que, sea como fuere, debería ser intolerable.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este vídeo? ¿Qué pensáis de este tipo de situaciones? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥