En breves, concretamente el 18 de diciembre, se estrenará en Amazon la serie del Cid basada en la conocida épica de Rodrigo Díaz de Vivar. Esta superproducción se podrá ver en prácticamente 200 países haciendo que sea la primera aventura internacional de la actriz Elia Galera.

Sin embargo, Jaime Lorente (que interpretará al protagonista) ya está más acostumbrado a la fama debido al gran éxito de ‘Élite‘ y, sobre todo, de ‘La Casa de Papel’.

 

Recientemente ambos acudieron a ‘El Hormiguero‘ para promocionar la serie y, como era de esperar, uno de los temas principales de conversación fue la conocida serie de atracos de Netflix. Durante la entrevista, el presentador Pablo Motos quiso meter el dedo en la yaga y le preguntó al actor sobre el final de La Casa de Papel.

«Dime la verdad, ¿te va a costar decir adiós a Denver o ya tienes ganas de soltarlo?»

El adiós de un personaje clave

El actor respondió con su humildad característica y dijo que, pese a que le ha costado asimilar la fama que le ha dado la serie, lo cierto es que es muy consciente de lo mucho que terminará echándola de menos cuando termine.

«Me va a costar seguro. Voy a pasar por un duelo real, pero todo tiene que tener un fin para que sea bonito. Han sido muchos años y muy intensos además. Ha significado muchas cosas en mi vida. No puedo decir que vaya a estar bien porque yo soy un llorica y seguro que me voy a poner a llorar».

 



La gestión de la fama

Jaime Lorente también explicó cómo ha gestionado todo el éxito reciente que ha tenido y cómo le ha afectado el hecho de que algunas de las producciones en las que ha aparecido tengan una proyección mundial.

«Gustarme la fama no sé si es la palabra, pero hay algo muy positivo en eso que a través del trabajo lo saca. Si que es verdad que a la hora de trabajar, si supeditas el trabajo a estar pensando que 200 países van a juzgar tu curro, no haces nada. Me voy a mi casa con mi madre y poco más».

La otra cara del éxito

Sin embargo, ha confesado que no es oro todo lo que reluce y que la fama tiene una cara oculta mucho menos bonita con la que a todos les toca lidiar y que no todo el mundo es capaz de gestionar sin ayuda; de hecho, contó que se ayuda de un psicólogo para gestionar toda esa presión y atención mediática.

«A veces sí es insoportable. A veces comienzas a dudar si quieres seguir trabajando en esto. No por el trabajo en sí, que lo amas, pero hay un psicólogo que me ayuda».

En cualquier caso, esperamos que Jaime Lorente siga haciendo lo que sea que está haciendo porque, sin duda, le está dando resultado.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: diezminutos, los40