Supuestamente y según nos han contado desde pequeños, el ser humano es la especie animal más inteligente sobre la faz de la Tierra. Esto, por lo general, no lo dudamos, ya que tenemos smartphones y Wikipedia, cosa que ningún otro primate tiene. ¿Cuál es el problema, entonces? Pues que, en ocasiones, todo esto se tambalea bastante y, de repente, nos damos cuenta de que, a la hora de hablar de inteligencia, quizás deberíamos ir con cuidado; esta es la duda que nos ha saltado a la mente después de leer la historia que os traemos hoy.

I Get It Yes GIF by Rosanna Pansino

Todo comenzó cuando Randa, una joven española de 24 años de origen marroquí, contó a través de su cuenta de Twitter la lamentable y vergonzosa historia que había vivido con un casero. Ella estaba buscando un piso para mudarse y, tras encontrar uno que le gustaba, contactó con el propietario y, a pesar de que la cosa iba bien, todo se torció cuando este conoció las raíces de nuestra protagonista.

face palm GIF

Al parecer, lo primero que le preguntó el que iba a ser su futuro casero fue que a qué se dedicaba. Ella, que trabaja como sanitaria, le respondió que era médico, a lo que el hombre reaccionó con alegría.

″¡Ah! Genial, perfecto qué maravilla, bueno pues rellenamos el contrato”, respondió el casero. Cuando ella le mandó la documentación, por lo visto, el hombre se percató de que su nombre era Randa y que sus dos apellidos eran árabes, por lo que le preguntó entonces si era «marruki».

Ella le dijo que era de origen árabe, pero que había nacido aquí en España… aunque el hombre ya no quería escuchar nada más. “Ah no, no. Si eres árabe no te alquilo el piso, además ya no me creo que seas médico, ¿dónde están los papeles?”, relató Randa.

Según nos cuenta en su tuit, ella le mandó la documentación que le pedía: el DNI y el título universitario… pero él ya había tomado su decisión de no alquilarle absolutamente nada.





“No quería ni siquiera seguir hablando conmigo. Yo soy española, y jamás me he sentido de otra manera. Sé que todo el mundo piensa que es algo que puede pasar, pero realmente me ha parecido surrealista”, sentenciaba la joven.

En apenas unos días, la historia de esta joven sanitaria acumula ya más de 30.000 ‘me gusta’ y más de 6.000 compartidos… y es que no es para menos: lo que le ha pasado es verdaderamente indignante.

Aquí os dejamos algunas de las reacciones a su historia:

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Randa? ¿Alguna vez habéis sufrido una discriminación de este estilo?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥