La vida es una sucesión de retos que, de una forma u otra, se convierten en aprendizajes. El truco, como siempre, es superarlos de la mejor forma posible y seguir adelante. En ese sentido, no hay nada más motivador que ponerse metas… y eso es algo que nuestros protagonistas de hoy tienen muy claro.

Ellos, en un momento determinado de sus vidas, decidieron pararse en seco y darle un giro de 180º grados a la forma en la que habían emprendido su camino. Como podréis ver, no podrían estar más felices ahora.

1Cuatro años de progreso

Él había desarrollado una insana dependencia del alcohol y, cuando ya no podía más, decidió empezar una nueva vida basada en la alimentación sana y el deporte.

220 kilos menos

En un par de años consiguió el reto que se había propuesto: tener una alimentación sana y una vida con mucha más presencia del deporte. Los resultados son más que evidentes.

3Un proceso de años

Esto es lo que pasa cuando te marcas un objetivo y no desistes. El deporte ahora es una parte fundamental de su vida y, seguramente, esta persona ahora tiene una salud mucho mejor a la que tenía años atrás.

4Intensidad y fuerza de voluntad

Este cambio que estáis viendo se dio en tan solo 3 meses… ¿Cómo? Pues echándole muchas ganas y teniendo una fuerza de voluntad de hierro para seguir una buena dieta y hacer deporte de forma muy habitual. Todo tiene su recompensa.





58 meses de cuarentena

Esta mujer aprovechó que este 2020 no nos ha dejado apenas movernos para, en apenas 8 meses, perder cinco kilos de peso que se había propuesto. Buena alimentación y deporte; poco más.

68 años de cambios

A lo largo de esta última década, esta mujer ha intentado, poco a poco, adquirir un estilo de vida más saludable. Cabe decir que, en todo ese tiempo, además, dio a luz a dos niños. ¡Menuda heroína!

7Trabajar en sí misma

En apenas dos meses, esta mujer ha conseguido darle muchísima luz a su rostro después de dejar muchos malos hábitos que arrastraba en su día a día.

 

8«Nunca te rindas»

Esta fue su filosofía a lo largo de los últimos años y, como podéis ver, no le ha ido nada mal. Eso sí: ha tenido que esforzarse mucho en hacer cambios y, sobre todo, en hacer algo de deporte (que siempre es importante).

9El esfuerzo tiene su recompensa

Esta chica se ha pasado los últimos dos años y medio (888 días, para ser exactos), con una rutina que, como ya os podéis imaginar, estaba basada en una dieta equilibrada y una vida activa, con picos de más intensidad deportiva, pero con una estabilidad bastante ‘normal’. Se nota el cambio.

10El año más saludable de su vida

Así luce después de dedicar este último año a adquirir mejores hábitos y, sobre todo, a dejar algunos que tenía y que eran bastante perjudiciales. Se le nota mucho más feliz y llena de vida.

11Un cambio impresionante

En tan solo un año, este joven ha conseguido perder 77 kilos en base a cambiar sus rutinas por completo. Si ha conseguido todo esto en un año, qué no podrá hacer el que viene. Un ejemplo de superación, sin duda.



 

12La camiseta es la misma…

Lo que sí ha cambiado es su peso: ha perdido en cosa de un año más de 24 kilos y, ahora, se siente mucho mejor.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos cambios? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Brightside.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥