Muchos sabemos que caminar es bueno para la salud, pero seguro que no imaginamos la cantidad de beneficios sorprendentes que pueden cambiarnos totalmente la vida. A continuación, veremos los datos más alucinantes sobre las ventajas de caminar unos 30 o 45 minutos cada día.

1Reduce el riesgo de Alzheimer

Un estudio de a Universidad de Virginia indicó que “los hombres entre 71 y 93 que caminaban más de 300 metros al día tenían la mitad de posibilidades de mostrar demencia o Alzheimer”. Con lo cual puede que sí que haya una manera de, por lo menos, intentar disminuir la posibilidad de sufrir esta terrible enfermedad.

2Mejora tu musculatura

Obviamente, caminar tonifica. Eso es especialmente cierto para la zona de las piernas, el trasero y la barriga, sobre todo si prestamos atención a nuestros movimientos y posturas.

3Ayuda al corazón

Si tienes problemas de amores no creemos que andar ayude mucho, pero sí que mejora la salud de nuestro corazón y nuestra presión arterial. De hecho, el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y de Riñón recomienda caminar cada día para «reducir el riesgo de problemas de salud como una alta presión arterial y enfermedades del corazón».

4Colon saludable

Según diversos estudios, las personas que hacen actividad física tienen un menor riesgo de padecer cáncer de colon; concretamente, entre un 40 y un 50% de menos riesgo.

5Mejora tu estado de ánimo

Muchos nos dimos cuenta durante la cuarentena que salir a dar un paseo hacía que mejorase mucho nuestra actitud y nos afectaba de forma muy positiva.



6El glaucoma

Caminar alivia la presión del color y, según la Fundación de Investigación sobre el Glaucoma, “estudios han mostrado que un ejercicio moderado como caminar o hacer footing tres o más veces a la semana puede tener un efecto reductor sobre la presión en los ojos”.

7Tu peso

No es necesario correr durante horas en una cinta para controlar tu peso, ya que con un simple paseo diario y comiendo bien podemos regular muchísimo nuestro peso.

8Los huesos

Caminar hace que aumente la resistencia de nuestros huesos y reduce el riesgo de fracturas cuando llegamos a cierta edad.

 

9La diabetes

Es evidente que andar no es una cura para la diabetes, pero según la experta Tami Ross “salir a caminar durante 20 o 30 minutos puede ayudar a reducir el azúcar en sangre por 24 horas” y eso puede ser una herramienta muy útil contra la diabetes.

10Tus pulmones

Evidentemente, la respiración es un aspecto muy importante a la hora de hacer cualquier ejercicio físico y una simple caminata diaria de 30 minutos nos ayudará mucho a aprender a regular nuestra respiración, algo que nos facilitará el gestionar nuestras energías y sentirnos menos cansados.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: rolloid