Sin duda una de las sitcoms más populares de todos los tiempos es Friends. Muchos de nosotros hemos visto sus capítulos en repetidas ocasiones, pero viendo solo la serie, no somos capaces de saber muchos de los secretos que se escondían detrás de la producción. A continuación, os mostraremos algunas de las curiosidades que esconde el “making of” de Friends.

1El odio de David Schwimmer por Marcel, el mono

El mono en realidad era una hembra llamada Katie que volvió loco al actor que interpretaba a Ross, quien acabó harto de tener que interactuar con el animal.

2Las adicciones de Matthew Perry

Muchos sabréis los problemas que sufrió el actor a cargo de Chandler. Sus adicciones hicieron que Matthew Perry cambiase constantemente de peso durante la serie y que, según él, no recordara haber grabado tres años de la serie, ya que, aunque durante las grabaciones no bebía, sí que tomaba mucho Vicodin.

3Paul Rudd le rompió un dedo del pie a Jennifer Aniston

El actor interpretaba al que más adelante se convertiría en el marido de Phoebe y terminó siendo un personaje relativamente importante en la serie. Por lo visto, en su primer día de grabación se montó en una scooter y aplastó el pie de Jennifer Aniston…

4Lisa Kudrow tenía miedo de ser despedida

La actriz estuvo a punto de aparecer en la serie ‘Frasier’, pero fue despedida por el director James Burrows en los ensayos del episodio piloto. Por eso, al encontrarse de nuevo con Burrows en ‘Friends’, temió ser despedida durante la primera semana de grabación.

5 Lisa Kudrow odiaba la guitarra

Todos disfrutamos con la faceta de cantautora de Phoebe, pero por lo visto la actriz odiaba aprender a tocar el instrumento y tras unas pocas clases decidió que no quería seguir y que el resultado en pantalla era mucho mejor si Phoebe no tocaba “del todo” bien.



6La relación entre Rachel y Joey

Pese a que Ross y Rachel eran la pareja icónica de la serie, en la octava temporada los guionistas hicieron que Rachel empezara a salir con Joey; sin embargo, esto no gustó ni a los espectadores ni al reparto y, de hecho, los actores hablaron con los guionistas para, finalmente, decidir que lo mejor era cerrar esa relación.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vix.com